Por: Mildra Benítez Robledo 

Tepic, Nayarit.- en lo que va del año la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (CDDH) ha iniciado 5 quejas por oficio en lo que respecta a violencia ejercida contra menores de edad, casos que se difundieron a través de los distintos medios de comunicación o por medio de las redes sociales.

Así lo informó el presidente del órgano en mención, Maximino Muñoz de la Cruz, quien explicó que ante esta situación han solicitado a las diferentes instituciones relacionadas con la protección de los niños y niñas un informe de las acciones que cada una están realizando para su protección, pues casos como el del pequeño Erick, quien murió a causa del maltrato extremo que sufrió durante meses a manos de su madrastra, no pueden repetirse de ninguna manera.  

Los principales agresores de los infantes, lamentó que la mayoría de las veces son los mismos padres, abuelos, familiares o personas muy cercanas a ellos, situación que al parecer vino a agravarse con la pandemia, pues las clases se toman desde el hogar, por lo que pasan todo el tiempo en este, lo que los expone a ser violentados cuando viven con una persona o un hogar en donde el maltrato es recurrente.  

El ombudsman aclaró que la violencia intrafamiliar se disparó en los meses de confinamiento y pese a que el encierro ya terminó, las cifras por esta causa siguen a la alza, lo cual, le parece que es preocupante.

El tema, aclaró que ya fue expuesto por la CDDH en la Mesa de Seguridad por lo que el secretario de Gobierno, Antonio Serrano se comprometió a llamar a las instituciones correspondientes para revisar las estrategias que se tienen diseñadas, para atacar la problemática y de esta forma, analizar si es necesario modificarlas, para lograr mejores resultados.

Para concluir, Maximino Muñoz de la Cruz, recordó que este sector tan vulnerable no se debe invisibilizar, es por ello que es urgente que se generen campañas en las que se solicite a la población que denuncie, si se percata de algún tipo de violencia que esté sufriendo algún pequeño, pues muchas veces los vecinos prefieren ignorar lo que sucede, para no meterse en problemas, lo que trae como consecuencia que la niñez este expuesta al maltrato.