Había una vez una niña llamada Estrellita, un día Estrellita estaba comiendo y su mamá era un amor de mamá y Estrellita era una niña muy desobediente, grosera, berrinchuda y muy llorona entonces cuando Estrellita estaba comiendo se enojó mucho porque la comida no le gustaba y no era su favorita y dijo Estrellita: mamá no quiero esto es muy feo, huácala y la mamá lloró mucho por cómo le habló Estrellita a su mamá. Entonces una noche le dijo mamá a Estrellita que si seguía así de mala con ella se la iba a llevar el viejo de la cobija, y ella no hizo caso y siguió de vaga y grosera, que su mamá le dio una lección para que se portara bien. Cuando Estrellita salió de su cuarto y no vio a su mamá después de varias horas, Estrellita preocupada lloró mucho por su mamá, de repente tocaron la puerta, Estrellita dijo ¿Quién es? ‘’Yo’’ le contestó el viejo de la cobija y vengo por Estrellita porque se porta muy mal con su mamá, y Estrellita asustada dijo, “ya no seré grosera con mi mamá, pero no me lleve por favor, yo amo a mi mamita y quiero estar con ella. Entonces cuando Estrellita dijo todo se abrió la puerta y zas: Era su mamá y no el viejo de la cobija como ella pensó, se emocionó tanto que Estrellita abrazó a su mamá y le dijo que jamás iba hacer grosera y que la iba a obedecer en todo. Colorín colorado este cuento se ha acabado.

Autora: Sol.  Edad: 5 años.