De acuerdo con el director del INEGI, Julio Santaella, el incremento del 40 por ciento de muertes comparado con el 2019 se debe a la pandemia

México; martes 20 de abril del 2021/agencias.- Al comparecer ante diputados para presentar los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2020, el director del INEGI, Julio Santaella, informó que el año pasado el país incrementó 40% la estadística de fallecimientos en comparación con el 2019.

El funcionario señaló que se superó el millón de fallecimientos en el primer año de la pandemia del Covid-19, y especificó que las causas de muerte fueron diversas.

“Por primera vez en nuestro país se va a superar el millón de defunciones registradas por todas las causas el año pasado, lo cual es un incremento del 40% con respecto a lo que estábamos observando en el 2019”, indicó ante comisiones unidas de San Lázaro.

Julio Santaella manifestó que la emergencia sanitaria podría repercutir a futuro en otros fenómenos demográficos como el incremento de natalidad por el encierro en los hogares o en flujos migratorios.

El titular del INEGI también señaló que hay un decrecimiento de la tasa poblacional en el país, de .2% en relación al 2010.

“En marzo del 2020, habitaban en nuestro país 126 millones 14 mil 24 personas, estos son 13.7 millones más de personas que las del ejercicio censal anterior del 2010. Esto representa una tasa de crecimiento demográfico de 1.2 por ciento en promedio anual, en la década del 2010 al 2020, entonces el Censo de Población y Vivienda 2020 confirma una tendencia de largo plazo, donde hay una disminución en el crecimiento demográfico de nuestro país”.

En el país en la década de los 70, se alcanzó un fenómeno de explosión demográfica que llegó a alcanzar un crecimiento del 3.4 por ciento.

SERVICIOS DE SALUD

De acuerdo con los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2020, el año pasado 92 millones 582 mil 812 personas refirieron contar con algún sistema de salud, de los cuales el 51% dijo ser derechohabiente del IMSS, el 35.5% del INSABI, 7.7% del ISSSTE, 2.8% de hospitales privados.

“Todavía nos deja a 33 millones de personas que no reconocen el derecho a recibir servicios de salud”, mencionó.

El director explicó que las personas que mencionaron tener acceso a estos servicios de salud señalaron que al momento de requerir atención médica optaron por acudir a servicios privados o consultorios anexos a las farmacias.

Por ejemplo, en el caso del IMSS, solo el 32% dijo que se atendía en el Seguro Social. En el caso del ISSSTE, solo el 5%, y casi el 13% de la población se atiende en consultorios que están anexos a las farmacias particulares.

Los diputados que participaron en la revelación de los datos del censo, manifestaron que éstos servirán en la planeación de políticas públicas y leyes en favor de la población.