Se encontraban en protesta por la salud del líder opositor Alexei Navalny, que está en huelga de hambre en la cárcel.

Rusia; miércoles 21 de abril del 2021/agencias.- La policía rusa detuvo este miércoles a más de mil manifestantes que participaron en varios actos celebrados en protesta por el estado de salud del líder opositor Alexei Navalny, que está en huelga de hambre en la cárcel.

La portavoz de Navalny, Kira Yarmysh, y su estrecha aliada Lyubov Sobol, fueron detenidas cerca de sus domicilios en Moscú, horas antes de la manifestación en la capital rusa en una plaza cercana al Kremlin.

“Este es uno de los últimos estertores de una Rusia libre, como dicen muchos. Salimos a favor de Alexei contra la guerra en Ucrania y la propaganda salvaje”, dijo Marina, una estudiante en la protesta de Moscú.

OVD-Info, un grupo que supervisa las protestas y las detenciones, dijo que mil 004 personas habían sido detenidas durante las manifestaciones, entre ellas 351 en San Petesburgo.

Los partidarios del opositor más destacado del presidente ruso Vladimir Putin temen que pueda morir pronto y exigen que se le preste una atención médica adecuada. Las autoridades rusas afirman que lo han tratado como a cualquier otro preso, y han advertido que las manifestaciones son ilegales.

El enfrentamiento sobre el destino de Navalny se ha convertido en otro punto álgido en las relaciones de Moscú con Occidente, ya agravadas por las sanciones económicas, las expulsiones diplomáticas y el refuerzo militar ruso cerca de Ucrania.

La oposición había esperado que las concentraciones fueran las mayores de la historia moderna de Rusia, y las presentó como un intento de salvar la vida de Navalny persuadiendo a las autoridades de que permitieran a sus propios médicos tratarlo.

Pero la participación pareció menor que durante las protestas de principios de este año, antes de que Navalny fuera encarcelado por dos años y medio por violaciones de la libertad condicional relacionadas con lo que él dijo que eran cargos por motivos políticos.

La policía dijo que 6 mil personas protestaron ilegalmente en Moscú, mientras que el canal de YouTube de Navalny dijo que la participación en la capital fue hasta 10 veces mayor.

El hombre de 44 años, quien el año pasado sobrevivió a un ataque con un agente nervioso que las autoridades rusas negaron haber llevado a cabo, está delgado y débil después de pasar hambre durante tres semanas, y sus aliados dicen que corre el riesgo de sufrir una insuficiencia renal o un paro cardíaco.

Estados Unidos ha advertido a Rusia de que se enfrentará a “consecuencias” si muere.

La comisionada estatal de derechos humanos, Tatyana Moskalkova, dijo que cuatro médicos ajenos a la agencia federal de prisiones habían visitado a Navalny el martes y no encontraron problemas de salud graves.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, calificó de “deplorable” que los aliados más cercanos de Navalny hubieran sido detenidos antes de las protestas. (Reuters)