Las unidades de cuidados intensivos operan a su máxima capacidad y hay carencia de tanques de oxígeno

REDACCIÓN

México. Martes 27 de abril del 2021.- (Agencias). El doctor Gautam Singh se preocupa cuando el respirador artificial anuncia que los niveles de oxígeno se encuentran críticamente bajos, y le preocupa escuchar a sus pacientes más graves cuando empiezan a respirar con dificultad en la sala de emergencias de Nueva Delhi en donde él trabaja.
Al igual que otros médicos en la India, que el lunes estableció otro máximo histórico de contagios de coronavirus por quinto día en fila con más de 350,000, el cardiólogo ha tenido que rogar y obtener a préstamo tanques tan solo para mantener vivos por un día más a sus pacientes más graves.
El domingo por la noche, cuando los suministros de oxígeno de otros hospitales cercanos también se encontraban casi vacíos, el médico desesperado de 43 años recurrió a las redes sociales al publicar en Twitter un video: “Por favor envíenos oxígeno”, dice, con los brazos cruzados y la voz entrecortada. “Mis pacientes están muriendo”.
En un inicio, la India era considerada una historia de éxito en cuanto a capear la pandemia, pero el COVID-19 ahora avanza con rapidez entre sus 1,400 millones de habitantes, y los sistemas de salud están empezando a colapsar.
Los mensajes de auxilio como el que Singh envió revelan el grado de pánico que se vive en el país.