• Tampoco dejará de cubrir los 400 millones de pesos mensuales por deuda a largo plazo

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Martes 27 de abril del 2021.- El Ayuntamiento de Tepic, no dejará deuda a corto plazo a la próxima administración, sin embargo, el nuevo gobierno deberá cubrir los abonos mensuales correspondientes a la deuda a largo plazo que asciende a cerca de 400 millones de pesos.
El Tesorero del municipio capitalino, Alberto Rivera informó que existen dos tipos de deuda pública: la de corto y largo plazo.
En el caso del endeudamiento a corto plazo, el gobierno municipal está obligado a no tener ni un peso de deuda al 17 de junio, y eso se cumplirá el día último de mayo.
“A corto plazo no dejaremos ninguna deuda, a corto plazo significa contablemente a menos de un año”, explicó el funcionario.
Dentro de este tipo de deuda se encuentran los empréstitos solicitados para el pago de aguinaldos y lo que se necesita por falta de liquidez.
La deuda a largo plazo de Tepic o deuda pública como normalmente se le conoce fue reestructurada por esta administración, eran 312 millones de pesos que se adeudaban de hace dos administraciones.

Ayuntamiento de Tepic


“Nosotros la reestructuramos, la volvimos a convertir en deuda para tener el plazo más largo para pagar y conseguimos un préstamo junto con esa reestructura de alrededor de 190 millones de pesos, de los cuales se han de deber, 170”, indicó.
Es decir, no se dejará una deuda pública salvo estos ”saldos” porque no se va a dejar de abonar nada, se estará al corriente de los abonos, de tal manera que la administración que sigue deberá continuar con el pago de abonos chiquitos.
“Nosotros conseguimos una tasa muy baja de financiamiento, lo que se pagaba por 312 millones de pesos, es lo mismo que se paga por el monto que se pidió”.
Y es que cuando las anteriores administraciones solicitaron el préstamo de los 312 millones de pesos, la tasa de interés estaba muy alta pero al reestructurar bajaron los abonos mensuales y se paga lo mismo.
Finalmente, dijo que no hay ningún planteamiento oficial para la creación de nuevas bases porque la situación financiera del municipio no es de bonanzas para inflar aún más la nómina del personal.