*”El único culpable de la pobreza de Nayarit es el gobierno por tanta corrupción e impunidad que ellos mismos han generado; ellos son los que han hundido a la entidad”, señala el líder del SUTSEM

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 22 de mayo del 2021.- Amagados por un gobierno represor y violador de los derechos laborales aunado a la pandemia del Covid-19, trabajadores del Estado y municipios celebran el Día del Burócrata de forma diferente.

Este el segundo año consecutivo que debido a la emergencia sanitaria, el festejo se realiza de forma virtual, con  una misa oficiada por el Obispo de la Diócesis de Tepic, Luis Artemio Flores Calzada y  una rifa de más de cien regalos entre ellos dos vehículos transmitida por redes sociales.

El dirigente suplente del SUTSEM, Oscar Cedano resaltó que los burócratas son servidores públicos y tienen el primer contacto con la sociedad pero son ellos los que solucionan verdaderamente los problemas de la ciudadanía.

“Los burócratas somos gestores que  están al pendiente de las necesidades del pueblo y somos el pilar y la base fundamental de cualquier administración pública”.

Los trabajadores sí atienden  al pueblo pero el “patrón” no le cumple a los trabajadores  al argumentar que no hay dinero ni para las cuestiones más elementales.

Toño Echevarría García, al igual que los últimos gobernantes que ha tenido Nayarit, nada más ganan las elecciones, se sientan en el “trono” y esperan que por obra del espíritu santo se hagan las cosas y quienes llevan todo el peso son  los trabajadores que   dan la cara al pueblo para decir que no hay obra pública o no mejoran los servicios porque el gobierno no tienen dinero.

Oscar Cedano lamentó que en los últimos años, los gobernantes se han dedicado a denostar y a generar una campaña en contra de los trabajadores, salen a vociferar que no tienen ni un pesos porque todo se va en los sueldos  de los burócratas.

Pero  la zorra no se ve la cola, estos delincuentes de cuello blanco que gobiernan a Nayarit, se la pasan robando a manos llenas, se llevan el dinero público a sus bolsillos y culpan a la burocracia de todos los males del estado.

“Se la pasan volteándonos al pueblo,  queriéndonos hacer como los malos y los culpables que por culpa de nosotros,  la situación del estado está hundida y en quiebra.  Cuando sabemos que la única verdad que existe es que los gobernantes han sido incompetentes e incapaces, meten gente inepta a administrar, y sobre todo que no cuentan con las tablas para gobernar”.

El único culpable de la pobreza de Nayarit es el gobierno por tanto corrupción e impunidad que ellos mismos han generado y ellos son los que han hundido a la entidad.

Por ello, se unieron los trabajadores y organizaciones en un Frente quienes sostuvieron un encuentro para definir un plan de acción que incluye fuertes movilizaciones antes de culminar el mes de mayo para protestar contra este gobierno que les adeuda una serie de prestaciones económicas, además de actuar con represión en contra de burócratas, maestros, transportistas, y el pueblo en general.