LAS RANAS PIDIENDO REY

La vida tranquila causa hastío y, la intranquilidad acarrea zozobra. Lo cierto es que nadie está conforme con lo que tiene. El más grande ‘fabulista’ griego proyectaba las conductas humanas a través de sus extraordinarias fábulas: ‘Las Ranas Pidiendo Rey’ es una de ellas, que esquematiza cómo el hastío y la holgura llevan a la imprudencia y, sin cordura ni reflexión, dejan puerta abierta a la desgracia.
“Vivían muy felices las ranas en su estanque de agua azul, cuando en mala hora pidieron a su Dios, les mandara un Rey. Zeus se compadeció y les arrojó un tronco que asustó mucho a las ranas por el estruendo, pero al poco rato, una de ellas llama a las demás y se suben todas al madero, al que ensucian y les parece muy poca cosa. Voz en cuello gritan pidiendo un nuevo rey. Al oír sus protestas, Zeus les manda una cigüeña la cual comenzó a devorarlas una tras otra. Vuelven a quejarse amargamente con su Dios, suplicándole las librara del tirano. Zeus les contesta: ‘Sufran las consecuencias de sus ruegos, ya que con tanto afán pidieron otro rey, la cigüeña reinará siempre sobre ustedes’.”
MORALEJA: ‘Dios otorga a cada pueblo el gobierno que merece’.
La fábula tiene similitud con ciertos pasajes de la vida humana y se repite una y otra vez en los tiempos de campaña; donde algunos individuos ven muy poca cosa a quien los gobierna y piden con su voto cambiar de rey. Contribuyen a esto el montón de mentiras que arrojan los candidatos y los presidentes de partido, emulando a Joseps Goebbels, que decía: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Por ello, Alejandro Moreno Cárdenas repite hasta el cansancio, que MORENA está destruyendo al país. Lo mismo hace Marko Cortés y Jesús Zambrano. Prevalecen las mentiras sobre las verdades; porque a muy pocos les gusta mirar la verdad desnuda, a la mayoría les agrada mirar la mentira vestida con elegancia.
Los conservadores y sus ‘corifeos’ los medios chayoteros, piden a los ciudadanos salvar la democracia; lo raro es que a lo largo de 80 años, ellos la tuvieron secuestrada.
Podríamos comparar al presidente Andrés Manuel López Obrador con el tronco que Zeus les mandó de rey a las ranas; el cual, en este momento sirve de sostén a pobres y clase media, a los adultos mayores y a los jóvenes; donde los opositores gritan y lloran para que su Dios les mande otro rey. Y, es muy posible que este 6 de junio para complacerlos, su Dios Lorenzo de Médicis les mande varias cigüeñas.
Actualmente a los candidatos les queda a la medida la fábula de Esopo, pues es un revoltijo de candidatos chapulines que saltan de un partido a otro, porque su único deseo es aparecer en la boleta. Inconformes como las ranas, buscan treparse al tronco de mejor marca y desde allí lanzar su croar estridente que las lleve al triunfo.
Sabiendo los deslices y derrapes de los sapos y las ranas, hago esta pregunta: ¿La pura marca será factor para que un candidato gane? ¡Ya lo veremos este 6 de junio!
Como dije, algunas de estas ranas de malas mañas y siendo de otras charcas, buscaron troncos de marca para poder salir a flote. Un ejemplo es la rana que va a la alcaldía de Tuxpan; o los sapos de Santa María, Jala y Xalisco. ¿Les alcanzará la marca, o los tumbará su desprestigio? Haber a cuantos convencen con su croar estridente y pestilente.
Por mi parte opino que la mejor decisión sigue siendo, dar el voto a las ranas que van al Congreso para apoyar el Proyecto de la 4T. Para la gubernatura de Nayarit es mejor tener el sostén de un tronco de 70 años, que de una cigüeña que los lleve a la gloria. En las alcaldías se puede diferir el voto, no son tan importantes; más por lo expresado anteriormente, donde ciertas ranas buscaron colgarse de la marca del mejor tronco.
Esperemos que las ranas votantes no se equivoquen y el domingo 6 de junio elijan troncos, en lugar de cigüeñas. ¡Después ni llorar es bueno! ¡Porque las lamentaciones salen sobrando!