*Lamenta que sus compañeros de la legislatura no hayan querido convocar a un periodo extraordinario de sesiones para hacer un pronunciamiento enérgico  para que este seis de junio se lleve a cabo una jornada electoral en paz, ordenada y cívica

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 03 de junio del 2021.- La actual legislatura está dormida en sus laureles, sus integrantes  prefieren andar “encampañados” y en pleitos políticos  en lugar de emitir un enérgico pronunciamiento para que este seis de junio se lleve a cabo una jornada electoral en paz, ordenada y cívica.

Prefieren a apoyar a sus partidos políticos e intereses personales que llamar a unaS elecciones donde se viva una fiesta democrática y segura.

El diputado local, Martín Ulloa indicó que hizo esta propuesta a la Comisión Permanente de la Trigésima Segunda Legislatura pero ésta no ha sesionado para darle trámite a la misma a fin de que también se pida a las autoridades que garanticen la seguridad durante las votaciones de este domingo.

“Este pronunciamiento debe convocar a los participantes en este proceso electoral  y al pueblo en general a que estos comicios se celebren de forma armoniosa, tal y como lo establece nuestra Carta Magna, nuestra Constitución local y las leyes electorales tanto la federal como la local”.

Sin embargo, los integrantes de la Comisión Permanente no convocan a un periodo extraordinario para emitir este llamamiento que dé  certidumbre al pueblo a participar en la próxima contienda electoral en paz y armonía.

 “Que el pueblo sepa que hay un diputado que está planteando la armonía. Hace unos días se dieron hechos violentos en Tamaulipas, el líder de un partido político y sus acompañantes fueron interceptados por un grupo armado, se han estado dando actos de violencia a lo largo del país, asesinatos de candidatos de todos los partidos políticos”

Insistió el diputado Martín Ulloa que las autoridades y particularmente el Congreso del Estado debe emitir una  posición respecto a la necesidad de que esta jornada electoral autoridades, actores y partidos políticos se conduzcan estricto apego a la  ley  en un marco de civilidad, legalidad  y respeto a la democracia.