Por: Luis Fajardo Velázquez

Kamala en México

Asunto 1

El próximo 6 de junio millones de personas saldremos a votar.  Tenemos candidatos de todos los colores y sabores que tratarán de mantenerse en el poder o intentarán alcanzarlo por primera vez. No creo que el actual partido en el gobierno federal lo tenga tan sencillo. Muchos elementos se encuentran en juego y yo creo que la época dorada del PRI – en la que anunciaban que ganaban con “carro completo”- ya nunca la volveremos a ver.

He procurado seguir de cerca las campañas políticas. Me molesta demasiado el lenguaje binario que utilizan en sus comentarios. Lamentablemente esto es una realidad de casi todos los partidos. Eso de decir, que es una lucha entre “buenos” VS “malos”, me parece incluso infantil. La realidad es disímbola y no podemos generalizar de una manera tan superficial.

Tampoco las propuestas logran convencerme del todo. Los suspirantes a puestos son más conocidos por sus chistes, bromas, o audios. Creo sinceramente que el punto medular en materia política electoral debería ser una reforma en materia educativa. No, no me refiero a una seudo reforma como la del gobierno federal pasado.

Yo creo que hay más de fondo. Los países primer mundistas- por llamarles de alguna manera- son aquellos que más le apuestan a la ciencia y la tecnología.  El libre pensamiento y la crítica constructiva hace futuros ciudadanos libres que pueda tomar decisiones propias y que pueden salir adelante sin (casi) necesitar del gobierno.

Desafortunadamente, la visión de los gobiernos es más a corto plazo y a resultados inmediatos. La educación – según la visión de las autoridades- es un mal que hay que disminuir al máximo.

Debido a la poco o nula inversión en educación es que se crean problemas como falta de oportunidades para aspirar a una vida digna. ¿A qué pueden aspirar millones de mexicanos con un salario miserable que toman refresco de Cola y ven televisión en sus ratos libres? Si bien es cierto que cada quien es libre de vivir como quiera también lo es de que también podemos aspirar a más.

Bueno, creo que ya me estoy desviando mucho de lo que quería plantear inicialmente. Tratando de volver a lo que sucederá el próximo domingo me llama mucho la atención que hay personas que critican que habrá mucho abstencionismo.

Desde mi particular punto de vista esto no es ni bueno ni malo. Evidentemente mucha gente no saldrá a la calle por protegerse porque la pandemia de Covid sigue latente y , además, porque el no ir a votar también es símbolo de algo. Esto es, también no s estamos manifestando al no votar ya sea por hartazgo o por aburrición, o usted llámele como quiera.

Como sea, el próximo domingo estaremos construyendo nuestra democracia. Habrá que ser respetuosos de los resultados.

Asunto 2

La visita de la vicepresidenta Harris a territorio mexicano es algo que llama mucho mi atención. Esta señora es casi seguro -salvo una catástrofe política- sea dentro de cuatro años la próxima presidenta de los Estados Unidos.

Bueno, pues algo no le está gustando al señor Biden que ha decidido mandar a Kamala a ver cómo se están manejando las cosas de este lado del río bravo.

No puedo siquiera imaginar cómo será la reunión con las más altas autoridades de nuestro país. Debo admitir que seguramente habrá un interprete entre ambos pues hasta donde sé ella no habla español y nuestro presidente no habla inglés. Eso le resta fuerza e impacto al intercambio de diálogos.

¿Cómo nos verán nuestros vecinos del norte? ¿estaremos cumpliendo sus expectativas? ¿no era más fácil una videollamada desde la Casa Blanca? ¿la vicepresidenta cenará en Palacio Nacional tamales de Chipilín con atole? Habrá que ser pacientes para ver cómo se desarrolla todo

Seguramente hay muchos objetivos en común y a nadie le conviene estar peleado con la potencia número uno del mundo y que además es nuestro principal socio comercial.

Asunto 3

Parece que los casos de Covid están subiendo poco a poco. Sinceramente creo que formalmente tampoco regresaremos a clase ni siquiera en agosto o septiembre. Si bien nos va tal vez hasta el próximo año volveremos a las aulas escolares. A aquellos que asisten a la escuela, ¿recuerdan cuál fue la última clase a la que acudieron pre pandemia?

Hasta la próxima.

Luis Fajardo Velázquez

luisefeve@hotmail.com