Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Martes 10 de agosto del 2021.- El Obispo de la Diócesis de Tepic, Luis Artemio Flores Calzada hizo un llamado al próximo gobierno y la siguiente legislatura local para que antepongan el respeto a la vida  y se niegue a legalizar el aborto en Nayarit.

Destacó la importancia para que las próximas autoridades le den mayor importancia a la familia que es la primera formadora y educadora de los valores, ahí es donde se aprende a ser solidarios, a compartir y amar  pero en los últimos tiempos se ha descuidado a esta célula de la sociedad.

Es indispensable que las autoridades que asumirán el cargo el próximo mes de septiembre garanticen el respeto a la dignidad de la persona, a los grupos originarios pero también el gran respeto a la vida.

“Ojalá nuestro estado no vaya a querer imitar a los estados que han legalizado el aborto, no se trata de legalizar el aborto, se trata de darle protección a las personas que muchas veces se embarazaron. Tampoco se trata de encarcelarlas, no, sino darles protección y cuidar  a los dos, a la mujer y cuidar al niño”, indicó el Obispo de Tepic.

Hay circunstancias que deben valorarse pero siempre, la vida es lo primordial, insistió.

 “Y más vale que la mujer que haya sido violada o que simplemente se embarazó, no deseche ese pequeñín, hay mucha gente que quiere un niñito más bien que les preste su seno materno para que nazca”.

Flores Calzada reiteró que siempre al inicio de  un nuevo gobierno, el pueblo tiene mucha esperanza para mejorar la situación del estado en todos los aspectos, y es importante que no les fallen.

“Pedirles con responsabilidad que cumplan lo que el Papa nos ha dicho: la política es una misión noble porque busca el bien de todos, no de grupos, no de partido” aseveró.

Son elegidos por la mayoría pero una vez que asumen el cargo, los reconocemos como nuestra autoridad y les pedimos que ejerzan esa labor y no la van a poder hacer solos si no es con y para el pueblo, insistió Flores Calzada.

“Las calles de nuestro municipio están horribles en su mayoría, también hay que arreglarlas pero también que no falten fuentes de trabajo, la educación, la salud, la medicina –mucha gente se muere porque no hay medicinas- pero sobre todo, trabajar mucho por la paz”, finalizó el Obispo de Tepic.