*A pesar del alto número de contagios y muertes, irresponsablemente muchas personas no quieren usar cubrebocas

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Martes 10 de agosto del 2021.- Tras poner en riesgo la salud de la población, un medio centenar de ciudadanos han sido infraccionados  por la autoridad cívica al  no traer cubrebocas en la vía pública.

Los transgresores recibieron de 4 a 8 horas de arresto o una multa que alcanza hasta los mil 500 pesos, tan sólo por no respetar esta medida de seguridad sanitaria, informó el Juez adscrito al 3 turno del Juzgado Cívico de Tepic, Giovanni Razura Alarcón.

“A lo largo de lo que la implementación del Sistema de Justicia Cívica en el municipio de Tepic,  se han infraccionado a 47 personas respecto al uso de cubrebocas”, explicó.

Esta ha sido una de las sanciones  que más controversia ha generado entre la población y todo por la terquedad de algunas personas al negarse a usar el cubrebocas pero no es la única, hay diversas faltas administrativas que se cometen y resuelven en esta instancia.

“Las  faltas más comunes son por consumir bebidas alcohólicas en la vía pública e ingerir sustancias tóxicas o por orinar en la calle, son las más frecuentes en cualquier día de la semana”.

Razura Alarcón, indicó que el Juzgado Cívico no ha parado actividades pero debido a la tercera ola de Covid-19 se han instalado  filtros sanitarios para que los infractores cumplan las medidas sanitarias. También debido a los altos contagios, disminuyó  el número de personas atendidas al día”. 

“De igual manera, se evitar contagios entre los mismos infractores cuando se encuentren en las celdas”, en el supuesto de ser arrestados o en el área de recepción  donde se ubican mientras esperan una determinación respecto a la infracción que han cometido.

Además, las quejas vecinales contempladas en la Ley de Cultura y Justicia Cívica del Estado de Nayarit son también las más recurrentes y hasta el momento, se llevan unos 360 procedimientos por quejas interpuesto formalmente, es decir, que el vecino acuda a  quejarse y están en procedimiento de conciliación o algunos ya han finalizado con algún acuerdo. 

Es muy bajo el índice de reincidencias y las que se presentan tienen que ver con el orden público por flagrancia o cuando la policía detiene a un infractor.

 “El 30 por ciento de los detenidos elige pagar la multa, el 28 por ciento selecciona el arresto o no trae para pagar o no quiere hacer el trabajo comunitario”, el resto acepta el trabajo comunitario, finalizó el Juez Cívico.