*Se negaron a respetar el tope de precios

México. Miércoles 11 de agosto del 2021.- (Agencias).- Los nuevos precios máximos del gas lp entraron en vigor en México el pasado 7 de agosto en todo el país. Sin embargo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) identificó a cuatro gaseras que no respetaron el tope de precio e incrementaron sus costos.

Se trata de Extra Gas en Puebla, una estación de Ecogas en Guerrero, Gas Express Nieto en Michoacán y DGG Gas en Estado de México, informó Ricardo Sheffield Padilla, director de la dependencia.

Los precios máximos del gas se establecieron de acuerdo a las características de cada una de las 145 zonas contempladas, destacó el funcionario durante la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

A pesar de ello, la Profeco y la Comisión Reguladora de energía (CRE) identificaron que los cuatro expendios de gas violaron la normativa de la siguiente manera:

 Extra Gas, ubicada en Calle Cuatro No. 5, Parque Industrial San Miguel, en Huejotzingo, Puebla, donde uno de sus vehículos repartidores exhibía un precio de $27.48 por kilo, cuando el precio máximo establecido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) es de $21.52 para la zona correspondiente.

– La estación de servicio Ecogas, ubicada en Avenida Nicolás Bravo s/n, colonia Llano Largo, en Acapulco, Guerrero, exhibía un precio de $14.00, cuando el máximo para esa zona es de $12.27.

– Gas Express Nieto, carretera Acámbaro – Morelia Km. 21+500, en Zinapécuaro, Michoacán, no informa precios por ningún medio o forma. El precio máximo para esa zona es de $21.76.

– De GG Gas, Km. 0+300 carretera vecinal a San Marcos Huixtoco, en Chalco, Estado de México, uno de sus vehículos repartidores no informa precios por ningún medio o forma. El precio para esa zona es de $21.33.

Sheffield Padilla, sin embargo, reconoció que la mayor parte de las distribuidoras han respetado los cambios impuestos por el gobierno. “Nos satisface que en más del 80% (de gaseras) está por abajo del precio establecido; no es para que todos se suban al precio máximo, es para que haya competencia y nadie se pase con una utilidad extraordinaria, como estaba sucediendo de manera muy exagerada en el Valle de México”, dijo durante la conferencia.

El procurador también detalló que los operativos que identificaron las gaseras irregulares se realizaron el pasado 6 de agosto en la Ciudad de México y el Estado de México.

El pasado 3 de agosto, la Profeco advirtió que las gaseras que no respetaran los precios máximos perderían el permiso entregado por la CRE.

“Estos precios máximos deben respetarse porque cualquier expendedor, cualquier vendedor de gas LP, sea estacionario o de cilindros, pero particularmente de cilindros, que es en los que se han presentado más abusos que afectan a las familias que menos tienen, va a perder el permiso, será revocado el permiso por parte de la CRE a quienes no respeten el precio máximo establecido”, advirtió el titular de la Profeco

Señaló que en las alcaldías Iztapalapa y Azcapotzalco es donde ha habido más abusos de las empresas distribuidoras de gas, por lo que ahí iniciará la venta directa de combustible por parte del Gas Bienestar, que operará Petróleos Mexicanos.