*Sindicalizados acusan al gobernador de un manejo discrecional y deshonesto de los recursos públicos; afirman que no les ha pagado la quincena a trabajadores en activo ni a jubilados, porque ya se “enchalecó” el recurso

*Le exigen a la federación que audite los 23 mil millones de pesos que le envía anualmente para saber en qué se los ha gastado

*Señalan que durante los 4 años de su gobierno sus propiedades y negocios crecieron de manera exponencial

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Lunes 16 de agosto del 2021.- Jinetea Toño Echevarría García el dinero de los burócratas y  no conforme con violar los derechos de los trabajadores, ahora alega que no tiene ni un peso para cubrir el salario de los sindicalizados mientras sus empresas, propiedades y negocios crecen cada día al igual que sus bolsillos, denuncian sindicalizados.

Jura por lo más sagrado que a primera hora de este lunes, el Gobierno Federal le enviará una remesa para tapar  su “mal manejo de los dineros” y poder cubrir el salario ya devengado de más de 15 mil trabajadores de todo el estado.

Mañoso como él sólo, Toño Echevarría García pide un adelanto de las prerrogativas para pagar la nómina y dejar “descobijado” al próximo gobierno, señalan los denunciantes.

Miles de burócratas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como  maestros estatales   se quedaron con un palmo de narices al no recibir el pago de su quincena el pasado viernes 13 de agosto.

En esta misma quincena, el “mala paga” de Toño Echevarría  se había comprometido con los sindicatos a pagar una parte del fondo de ahorro a los burócratas, dinero que debió hacerse pagadero desde el pasado mes de diciembre.

La irresponsabilidad del mal llamado gobierno del cambio también se llevó entre las patas a los trabajadores de los ayuntamientos, jubilados y pensionados que vieron con enojo sus cuentas en cero.

Como ya se le hizo costumbre, Toño no tiene dinero para cubrir la nómina de los trabajadores mucho menos, las prestaciones que adeuda desde hace meses a los sindicalizados,  ya ni los del cártel de la gente dejaron de pagar.

En un escueto comunicado, la postura del gobierno es de limosnero ya que espera que el Gobierno Federal lo saque del atolladero y le envié recursos extraordinarios a fin de cubrir su error, destacan los denunciantes.

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, puntualizan, el salario es la retribución que debe pagar el patrón al empleado por su trabajo y el pago de esta prestación no puede retrasarse, sin embargo como ya se va, al gobernador le vale la suerte de los trabajadores.

Los diferentes organismos sindicales exigen una auditoría al gobierno estatal para saber dónde está todo el dinero que manda la federación etiquetado para el gasto corriente y la nómina de los trabajadores.