Por: Mildra Benítez Robledo 

Tepic, Nayarit.- La  Comisión de Defensa de los Derechos Humanos para el Estado de Nayarit, lanza un pronunciamiento en el que se exhorta a las autoridades del Centro de Rehabilitación y Educación Especial de Tepic (CREE),  reactiven sus labores,  para garantizar los derechos de las personas con discapacidad que solicitan los servicios que proporciona dicha institución pública.

Así lo informó el titular de dicho órgano, Maximino Muñoz de la Cruz, quien dijo que esta Comisión  ha recibido diversas quejas debido a que el CREE, no se encuentra en funciones, generando con ello, que no se expida la Credencial Nacional para Personas con Discapacidad, instrumento que acredita y valida la condición de discapacidad permanente de las personas que solicitan su expedición.

Finalizarán la construcción del nuevo CREE

Esta credencial, aclaró que además de ser una identificación con validez oficial,  permite acceder a los beneficios y/o servicios que se brindan a nivel municipal, estatal y nacional, dentro de los cuales se encuentran los programas sociales, así como, el descuento en pago del predial, agua, tenencia, incluso en algunos establecimientos.  

Atendiendo lo anterior, dijo que se ordenó documentar las violaciones a derechos humanos reclamadas, constatando que  no se están proporcionando los servicios, y que además, no se encuentra aviso oficial que explique el cierre de las instalaciones o manifieste una posible suspensión de sus actividades y mucho menos, oriente sobre  los mecanismos alternos de atención.

Por otro lado, indicó que en la citada diligencia se entrevistó a personal de dicha Institución, quienes señalaron que desde finales del mes de marzo del año 2020, con motivo de la pandemia se habían suspendido los servicios, por lo que solamente estaban proporcionando asesoría u orientación de manera presencial o por vía telefónica.  

Por tal motivo, para concluir, Maximino Muñoz de la Cruz hace un llamado a las autoridades responsables de la operatividad del CREE, así como a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, que hagan lo conducente para que se dé atención a este grupo vulnerable.