Deudas, desapariciones forzadas, violaciones a los derechos humanos y saqueos al erario público, lo más destacado de este nefasto gobierno 

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Martes 31 de agosto del 2021.- El gobierno de Antonio Echevarría García es el peor que ha tenido Nayarit en las últimas décadas, lleno de deudas y violaciones a los derechos de los trabajadores, sobre todo del sector salud.

El secretario de la sección 31  del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), José Luis Martínez  Medina, calificó con cero a esta administración por el abandono a este sector.

“Es el peor gobierno de la historia, esta administración se llevó por mucho a Roberto Sandoval en un 300 por ciento en cuanto a deudas y situaciones con los trabajadores”, lamentó el dirigente.

Tan sólo en el Fondo de Vivienda de los trabajadores del sector salud, Toño Echevarría García debe alrededor de 89 millones de pesos.

Antonio Echevarría, gobernador de Nayarit
 

“Además,  en estímulos  al personal se deben más de seis o siete millones de pesos y muchas otras cosas que se tienen entre poquito y poquito y otras situaciones, pues ahí se van acumulando y haciendo más grande la deuda”, remarcó el dirigente.

Todos estas anomalías ya fueron denunciadas ante las instancias correspondientes e incluso, lo expusieron ante la Presidencia de la República y están en espera de la respuesta.

“De hecho hasta en la Contraloría del Estado hemos denunciado este tipo de desvíos y anomalías. Tampoco la Auditoria Superior del Estado de Nayarit (ASEN) ha intervenido, entonces, prácticamente aquí es tierra de nadie”, enfatizó el líder sindical.

La obligación del gobernador Antonio Echevarría García es cerrar con lo poco o mucho que tenga pero sobre todo, dar la cara y hacerle frente a las situaciones que se están generando.

“Pero la realidad es que se busca a los funcionarios y no los encuentras, diario andan en México, en reuniones o en su casa, yo creo que la responsabilidad es hasta el último día”, dijo en tono molesto.

Y aunque no hay esperanzas, es tiempo de que cierren al menos con hacerle frente a los adeudos que tienen con el personal de salud que siempre y especialmente durante la pandemia, se la han rajado sin que se les reconozca su labor, puntualizó el líder sindical.