La presidencia de la República difundió la lista de viáticos a políticos y funcionarios como Emilio Lozoya, Manlio Fabio Beltrones, Rubén Moreira y Carlos Navarrete

México; viernes 3 de septiembre del 2021/agencias.- El empresario Alonso Ancira Elizondo, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), gastó 58 millones 239 mil pesos en 2014, para financiar viajes a siete políticos y funcionarios, como el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, el exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, el expresidente del Senado, el perredista Carlos Navarrete y su sucesor, el priista Manlio Fabio Beltrones.

La tarde del jueves, la presidencia de la República dio a conocer un documento con la lista de gastos realizados por la compañía de Ancira, luego de que por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó al empresario a cumplir con el acuerdo reparatorio por el que debe pagar a Petróleos Mexicanos (Pemex) la cantidad de 216 millones 664 mil 40 dólares por la venta a sobreprecio de la planta Agro Nitrogenados en 2014, cuando Emilio Lozoya era director de la petrolera.

“Están mal aconsejando a Alonso Ancira, ojalá que reflexione (…) debería estar agradecido, él sabe que vendió a sobreprecio esa planta”, expresó.

Además, el presidente acusó que Ancira no solo le pagaba los viáticos a Rubén Moreira, exgobernador de Coahuila, sino que también le prestaba el avión al exdirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Adelantó que él no presentará una denuncia, pero que sí mostrará las facturas. “Yo lo que digo lo puedo probar”.

También este jueves, la Fiscalía General de la República (FGR) hizo público el acuerdo reparatorio alcanzado por el empresario el pasado 21 de abril en la causa penal 211/2019, “en razón de la Transparencia que debe prevalecer en los procesos penales”. Tras el acuerdo, Ancira pudo salir del Reclusorio Norte, donde estaba en prisión preventiva desde que llegó al país extraditado por España en febrero de este año.

La lista señala que Rubén Moreira recibió recursos por concepto de “viáticos y gastos de viaje” por 31 millones 509 mil 395 pesos; Emilio Lozoya Austin fue beneficiado con 12 millones 492 mil pesos; el exsenador Manlio Fabio Beltrones recibió 8 millones 213 mil; el expresidente perredista Carlos Navarrete obtuvo un millón 850 mil; Amaya Lozoya recibió 813 mil 600; la actual diputada priista Carolina Viggiano se benefició de 2 millones 536 mil, y el exgobernador de Oaxaca Gabino Cué con 823 mil 710 pesos.

El documento da cuenta de viajes realizados por Moreira a Toronto, Lima, Santiago de Chile, Honduras y ciudades mexicanas.

En el caso de Manlio Fabio Beltrones, aparece un viaje a Miami y otros viajes a helipuertos dentro del país, como el del periódico La Prensa, el de la policía de Toluca, Estado de México o el de Nacional Financiera (Nafinsa).

De acuerdo con el documento, a Emilio Lozoya Austin también se le financiaron viajes dentro de la república mexicana con aterrizajes en instancias federales, así como un viaje a Nassau, Colorado o un viaje del aerpouerto Montrose-San José del Cabo-Toluca. Cerca de Montrose se encuentra la ciudad de Telluride, destino turístico para esquiar.

A Carlos Navarrete se le pagaron viajes dentro del país. En la lista difundida aparece también el nombre del actual presidente del PRD, Jesús Zambrano, como acompañante del exsenador.

En los dos viajes de Amaya Lozoya, ida y vuelta de Toluca a Ixtapa, aparece en la lista la esposa de Emilio Lozoya, Marielle Helene Eckes.

Los viajes financiados a Carolina Viggiano, quien era secretaria general del PRI, son dentro de territorio mexicano, al igual que los del exgobernador de Oaxaca, el priista Gabino Cué, quien registra varios aterrizajes en el helipuerto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y en el aeropuerto de Toluca.

Ancira es acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita por la FGR, debido que en 2012 pagó un supuesto soborno de 3 millones 400 mil dólares a Emilio Lozoya a cambio de que cuando esté fuera director de Pemex le comprara a sobreprecio la planta de Agro Nitrogenados. Así ocurrió en 2014 y la paraestatal pagó 275 millones de dólares por una planta que valía 58, según los avalúos.