El presidente de la república pidió al partido Vox que acepten son fascistas y conservadores

México; lunes 6 de septiembre del 2021/agencias.- El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los simpatizantes del partido de ultraderecha español VOX en México que “salgan del clóset” y acepten que son fascistas, conservadores y no actúen como los integrantes de El Yunque, como una organización secreta.

En La Mañanera, el mandatario dijo que este grupo español representa el pensamiento conservador que tienen los mexicanos afines a esta corriente, nada más que lo manejan “de la puerta hacia adentro, o sea son de clóset”. Por ello, dijo que los integrantes de VOX son bienvenidos en México, porque externan sus ideas de manera pública.

“Por eso son bienvenidos a México todo el tiempo que quieran, a encontrarse con los que están abiertamente definidos, pero nada de que se actúe como El Yunque como una asociación secreta, no, fuera máscaras, salgan del clóset, o sea ya, ‘soy fascista ¿y qué?’, como decía Fidel Velázquez, ‘soy charro ¿y qué?’”, dijo.

Aseguró que esta corriente de pensamiento que está a favor de la discriminación, el racismo y el clasismo, además de que generalmente está relacionado con los potentados y las grandes corporaciones.

Incluso, López Obrador dijo que además de los panistas que se retrataron con el líder del VOX, Santiago Abascal, hay otros que dijeron no estar de acuerdo, pero que simpatizan con esta ideología. “Muchos más, hasta los que dijeron ‘yo no estoy de acuerdo’, falsearon, ese es el pensamiento, eso ha existido desde hace tiempo”, declaró.

El jefe del Ejecutivo federal dejó en claro que prefiere una oposición como la que representa VOX, porque no esconden sus intereses y los dan a conocer, contrario a lo que ocurre en México que “se enzarapan y se hacen pasar como liberales y demócratas”.

Además, aprovechó para reconocer la actuación de la iglesia católica, al considerar que están actuando bien porque tienen un líder como el papa Francisco, sin embargo, dijo que hay algunos como el cardenal retirado Juan Sandoval Íñiguez que están vinculando a su gobierno con el comunismo.

Finalmente, el Presidente lamentó el florecimiento del franquismo en España, lo cual atribuyó a que los líderes del sector progresista son titubeantes en sus decisiones y definiciones. “Andan ahí con una política gelatinosa, entonces definiciones y respeto a todos”, concluyó.