*Aunque el gas natural es el más ecológico, en México hay más surtidores de GLP

México. Martes 07 de septiembre del 2021.- El gas LP ha estado en el ojo del huracán en los últimos días debido a su precio hay empresas que juran que el natural es mejor, pero ¿Qué quiere decir esto? Pues para los que poco nos hemos preocupado al respecto y sólo pagamos cada mes nuestro recibo sin saber con qué tipo de combustible cocinamos o nos bañamos, hoy te explicaremos todo con lujo de detalles para que la próxima vez que escuches o leas el término, no te quedes con cara de (?).

El gas natural es un hidrocarburo que mezcla gases ligeros de origen natural y principalmente contiene  metano, y normalmente incluye cantidades variables de otros alcanos, y a veces un pequeño porcentaje de dióxido de carbono, nitrógeno, ácido sulfhídrico o helio. Se forma cuando varias capas de plantas en descomposición y materia animal se exponen a calor intenso y presión bajo la superficie de la Tierra durante millones de años. 

La energía que inicialmente obtienen las plantas del sol se almacena en forma de enlaces químicos en el gas. Constituye una importante fuente de energía fósil liberada por su combustión. Se extrae de yacimientos independientes (gas no asociado), o junto a yacimientos petrolíferos o de carbón (gas asociado a otros hidrocarburos y gases). Básicamente es un gas que se genera por digestión anaeróbica de desechos orgánicos. Y durante su formación destacan los procesos como la depuración de aguas residuales, vertederos, plantas de procesado  de residuos desechos de animales.

¿Cuál es la diferencia entre el gas LP y el gas natural?

Por otra parte, el gas licuado del petróleo GLP es la mezcla de gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo. Lleva consigo procesos físicos químicos, como el uso de metano y los componentes del GLP, aunque a temperatura presión ambientales, son gases fáciles de licuar y por eso se llama así. Pero para la practicidad, se puede decir que el GLP es una mezcla de propano y butano. 

El propano butano están presentes en el petróleo crudo y el gas natural, aunque una parte se obtiene durante el refinado de petróleo, sobre todo como subproducto de la destilación fraccionada catalítica (FCC, por sus siglas en inglés Fluid Catalytic Cracking). Su producción inicia cuando el petróleo crudo procedente de los pozos petroleros llega a una refinación primaria, donde se obtienen diferentes destilados, entre los cuales se tienen gas húmedo, naftas o gasolinas, queroseno, gasóleos atmosféricos o diésel y gasóleos de vacío.

Las principales características que diferencian a estos gases, además de su composición química y origen, son que el GLP es más denso que el aire, de modo que tiende a acumularse en las zonas bajas y esta cualidad hace que en algunos parkings subterráneos esté prohibido estacionar coches con GLP, ya que cualquier fuga se acumularía en el sótano y sería peligroso, mientras que el gas natural  es menos denso y tiende a acumularse en el techo y se dispersa más fácilmente con un sistema de ventilación. 

En conclusión: Los dos gases tienen sus pros y contras. Aunque el gas natural es el más ecológico, en México hay más surtidores de GLP, pero ya hay algunos hogares que cuentan con gas natural, porque en caso de fuga es menos tóxico, que el GLP.