*El Secretario de Finanzas, Juan Luis Chumacero Díaz, afirmó que no hay dinero ni para pagar la próxima quincena a los trabajadores del gobierno del estado

*Señaló que se heredará una deuda de 8 mil millones de pesos, 5 mil 600 a largo plazo, se deben mil 600 millones de ISR y 500 millones al ISSSTE

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 09 de septiembre del 2021.- Nayarit está “empeñado” por más de una década a la Federación  debido a la deuda pública de más de 8 mil millones de pesos que dejará el gobierno de Toño Echevarría García a la siguiente administración de Miguel Ángel Navarro Quintero.

Durante los últimos cuatros, este  malogrado “gobierno del cambio” duplicó la deuda pública de Nayarit a tal grado que se debe hasta los calzones, ya que el cártel de la gente, les heredó una deuda de 4 mil 738 millones pero el pésimo desempeño de los “flamantes” administradores de Finanzas lograron que la deuda sea lo doble.

Es el propio Secretario de Administración y Finanzas, Juan Luis Chumacero Díaz quien lo dio a conocer durante su comparecencia ante los diputados del Congreso del estado en donde sin tantita pena, dio a conocer este negro panorama.

 “La deuda pública la estimamos en alrededor de 8 mil millones de pesos. Son 5 mil 600 de largo plazo, son  mil 600 millones de ISR, son  otros 500 millones de ISSSTE”, afirmó el titular de Finanzas.

Ante los legisladores locales, Chumacero Díaz intentó “pararse el cuello”, al declarar que  no habrá deuda de proveedores del 2018 a la fecha aunque la heredada anteriormente seguirá siendo pasiva  porque no será cubierta.

Y hasta trató de minimizar algunos pasivos que deja por “ahí” de los trabajadores que es el ISR tanto el pago como su devolución.

Ha sido tanta la incapacidad para administrar los recursos del pueblo que  se puso en peligro,  la prestación de los servicios médicos de los trabajadores  de Nayarit, ya que hay un adeudo millonario con el ISSSTE.

El  gobierno está en banca rota   a grado tal que no está al corriente del pago a dicho instituto porque le debe más  489 millones de pesos  para “sanear”  el adeudo del servicio médico, principalmente del personal de SEPEN, Comisión Estatal del Agua y Secretaría de Salud.

Lo peor del caso es que hay una bomba que le va a explotar en las manos a la siguiente administración porque hay más de 384 millones de pesos de participaciones empeñadas, dinero que deberá cubrirse en los próximos 3 meses.

Ante los cuestionamientos de los diputados sobre el pago de la siguiente quincena dijo que no hay ni un peso partido por la mitad para ello.

Y es que se requieren 250 millones de pesos para cubrir la primera quincena de septiembre de los trabajadores del gobierno del estado, dinero que no se tiene pero ya se busca el respaldo de la federación a fin de cubrirla a tiempo, señaló el Secretario de Finanzas, Juan Luis Chumacero, dijo además que no dejarán ni  un cinco para las prestaciones decembrinas porque se necesitan mil 90 millones de pesos para otorgar estos beneficios a los trabajadores del estado y la siguiente administración deberá tocar las puertas del Gobierno Federal para que le solucione el problemón que el gobierno de Toño les va a dejar.

Luego de las declaraciones del Secretario de Finanzas, Juan Luis Chumacero Díaz, Gentes de la misma Secretaría de Finanzas y del Congreso, advirtieron que las declaraciones del Secretario de Finanzas son a todas luces falsas y mentirosas, ya que aseguran, el Secretario de Finanzas está escondiendo las deudas a corto plazo, las deudas reales a proveedores, las deudas reales al SAT, al ISSSTE, a los pensionados, al fondo de pensiones, a la Universidad, a los profesores y a los trabajadores del sector salud.

Mencionan que contando todo lo anterior la deuda podría ascender a más de 20 mil millones de pesos tal como lo ha dicho en sus discursos el gobernador electo, Miguel  Ángel Navarro Quintero.

Y para muestra, dicen, basta un botón. Los diputados deberían de haberle exigido a Juan Luis Chumacero que informe en dónde quedaron los 400 millones de pesos destinados a las becas, útiles escolares y uniformes que no se les entregaron a más de 200 mil niños en el cuatrienio.

Juan Luis Chumacero Díaz. Titular de Finanzas de Gobierno del estado.
 

Manifiestan que la nueva legislatura debe exigirle al gobernador, Antonio Echevarría García que aclare públicamente cuánto dinero del gobierno del estado de las arcas públicas fueron a parar a las empresas de su propiedad y de su familia. Cuántos automóviles les compraron a sus distribuidoras, agua purificada, despensas, cuánta gasolina le compró el gobierno del estado a las 25 gasolineras que tiene Toño en Nayarit, y cuánto dinero de obras públicas se destinó a sus empresas, así como cuánto dinero fue a parar a las empresas de Toño que le proveen papelería al gobierno y cuánto dinero a sus medios de comunicación, tres radiodifusoras, el periódico Meridiano, El Gráfico y el Canal NTV 8.

Y para cerrar con broche de oro las corruptelas del gobernador,  personas cercanas a Toño señalan que éste se compró con dinero del erario público, una camioneta blindada de 3 millones de pesos para su protección durante 3 años después de que deje el gobierno.

Nayaritas, señalan que los diputados se vieron blanditos y calladitos y los nayaritas temen que hasta le puedan entregar una medalla por el buen desempeño al gobernador más ratero y corrupto que ha tenido Nayarit.

Se quejan porque la nueva legislatura le está quedando mucho a deber al pueblo de Nayarit, y les dicen que recuerden que votaron por ellos para que defiendan los intereses del pueblo no para que solapen las raterías y corruptelas del gobernador.