El canciller Ebrard dijo que la delegación norteamericana, de forma particular el nuevo embajador Ken Salazar, vio con buenos ojos la propuesta de respaldar los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro para hacerlos crecer en Centroamérica

México; jueves 9 de septiembre del 2021/agencias.- Bajo la promesa de impulsar nuevas inversiones, fortalecer las ya existentes en sectores clave de la economía bilateral y apoyar el desarrollo en los países de Centroamérica para inhibir la migración ilegal, los gobiernos de México y Estados Unidos reactivaron el denominado Diálogo Económico de Alto Nivel que había sido suspendido desde 2016 con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca, y hoy repuesto por los mandatarios Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador.

“Este diálogo no es sobre el problema que enfrentamos cada día. Tenemos un marco de trabajo sobre muchas cosas en una relación muy compleja.

“Este diálogo es sobre una visión sobre el futuro, la visión común sobre la región y las iniciativas que podemos tomar a corto plazo para construir el futuro”, destacó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien encabezó la delegación mexicana en Washington.

El canciller, quien previamente entregó al secretario de Estado, Antony Blilnken una carta del presidente López Obrador para su homologo Joe Biden, donde le pide mayor inversión de Estados Unidos en Centroamérica y ofrecer más visas de trabajo a migrantes, mostró a la vicepresidenta Kamala Harris, cabeza de la delegación norteamericana en el encuentro, el interés mexicano por fortalecer las cadenas de valor entre ambos países que permitan elevar la competitividad frente a otras regiones del mundo.

“Podemos hacer muchas cosas juntos en farmacéutica, equipo médico, semiconductores, movilidad para energías solares o limpias en la región y también compartir con ustedes una carta y una propuesta del presidente de México sobre Centroamérica y el sur de México para incluir toda esta región, importante, para el futuro de la región de Norteamérica como una región económica mundial muy importante”.

En conferencia posterior, el canciller Ebrard dijo que la delegación norteamericana, de forma particular el nuevo embajador Ken Salazar, vio con buenos ojos la propuesta de respaldar los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro para hacerlos crecer en Centroamérica; sin embargo, será hasta la próxima reunión de noviembre que se pueda conocer si la administración Biden decide apoyarlos financieramente.

“Estamos optimistas, hay un mecanismo para darle seguimiento, para que esto no quede en una buena reunión, sino sea una nueva etapa. Tres meses, seis meses y dentro de un año nos vemos en México para dar los resultados de este primer año de trabajo”, destacó.

En su mensaje de bienvenida, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, prometió la creación de empleos “para la gente en el sur de México y Centroamérica”.

Reconoció que la pandemia afectó las cadenas de suministro en las distintas industrias como la automotriz y se generaron nuevas problemáticas como los riesgos cibernéticos que amenazan la seguridad nacional y económica.

Harris resaltó que México “es nuestro vecino más cercano, socio estratégico y una de nuestras relaciones económicas más importantes”, por ello, “la estabilidad económica de México está en el interés de Estados Unidos”.

Encuentro entre López Obrador y Joe Biden
En conferencia de prensa, el secretario Marcelo Ebrard informó que antes de que finalice este año se concretará la primera reunión personal de los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, sin precisar el lugar. Aclaró que la propuesta de que este encuentro se llevara a cabo durante este mes de septiembre no fructificó, aunque sí ocurrirá en los próximos cuatro meses.

ACUERDOS
Sobre los cuatro pilares de conversación que se abordaron: 1) Reconstruir juntos; 2) Promover el desarrollo económico, social y sustentable en el sur de México y Centroamérica; 3) Asegurar las herramientas para la prosperidad futura, y 4) Invertir en nuestro pueblo, las delegaciones acordaron crear un grupo de trabajo bilateral en Cadenas de Suministro para identificar áreas de complementariedad en las cadenas nuevas y existentes, en aras de mantener su correcto funcionamiento ante posibles disrupciones, incrementar la competitividad, atraer líneas de producción de otras regiones en el mundo y reducir vulnerabilidades en sectores críticos, apegándose a los intereses de cada país.

Por otro lado, Estados Unidos brindará cooperación técnica para atender las causas estructurales de la migración en el norte de Centroamérica.

En tanto, según el comunicado conjunto, “las agencias norteamericanas implementarán actividades para desarrollar las cadenas de valor; por ejemplo, a través de la mejor vinculación entre productores agrícolas y consumidores o la creación de proyectos bancables que atraigan inversión privada”.

Adicionalmente, se estableció un grupo para hacer frente a las amenazas cibernéticas a las cadenas de suministro de manera coordinada y también mejorar el flujo de datos entre los dos países.

En cuanto al cuarto pilar “ambos gobiernos comparten la prioridad de una economía más igualitaria, por lo que las inversiones se enfocarán en beneficiar a poblaciones vulnerables como mujeres, juventudes, indígenas y LGBTQ+”

En conferencia desde la embajada de México en Washington, los secretarios Ebrard y Tatiana Clouhtier, de Economía, además del subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio y el embajador Esteban Moctezuma, calificaron de exitoso el encuentro.

El canciller reconoció que se abordó el tema de la reapertura de la frontera terrestre como parte de las condiciones para impulsar la economía de ambos países, aunque no se establecieron fechas.

“Lo más pronto que se pueda reactivar plenamente la actividad económica, el comercio y los cruces de la frontera, pero hasta ahí, no discutimos el Título 42 con amplitud, solamente eso”, acotó Ebrard.

Reconocieron los avances concretos del DEAN: Mesa de trabajo para cadenas de suministro y facilitación comercial; propuesta de invertir juntos en la región sur-sureste; una mesa de ciberseguridad y privacidad de datos.

“La relación entre nuestros pueblos es estrecha y por ello compartimos retos y deseos como naciones. Bajo el espíritu de este diálogo, si a uno le va bien a todos nos ira mejor”, resaltó la secretaria de Economía.

Los grupos de trabajo tendrán una nueva reunión en noviembre próximo y en un año el encuentro será en la Ciudad de México.