Sin importarle el rechazo que se ganó por parte de la ciudadanía, sale a decir que su hijo será gobernador; quienes lo escucharon, de inmediato comentaron que seguramente andaba borracho o crudo

Por: Verónica Ramírez 

Tepic, Nayarit.- Viernes 10 de septiembre del 2021.- Pese a ser considerado el peor gobernante  que ha parido Nayarit, Antonio Echevarría García aventó tremenda bomba este jueves, tras amenazar con que  su hijo “Toñito” en cuatro década más, también será gobernador.

El anuncio fue tomado como una verdadera vacilada por los locatarios del Mercado Amado Nervo, lugar  a donde acudió a entregar la techumbre y la remodelación de los baños que no habían sido reparados desde hace 50 años, y ante la pregunta del tiempo en que durará tremenda obra, aprovechó el momento para soltar su “bromita”.

“Si duraron 50 aquellos, yo creo que cuando Toño, mi hijo, sea gobernador, él lo va a arreglar, unos 40 años más”

Puede ser una imagen de 3 personas, personas sentadas y personas de pie

La mirada atónita de los presentes se reflejó en sus rostros y hasta comenzó a circular el rumor de que Toño anda crudo al soltar tremenda “fijación” que se carga esta familia de mancillar las arcas del dinero del pueblo.

Incluso, la clientela que pasaba por el lugar estuvieron a punto de llamar a los número de emergencia creyendo que el junior de Toño desvariaba por  estar contagiado de Covid por tercera ocasión.

De inmediato en las redes sociales comenzó a circular la desvergüenza de esta dinastía de asustar con el petate del muerto, tal y como lo dijo en el 2014, el ex mandatario  Antonio Echevarría Domínguez de asegurar que toda su parentela sería  gobernador.

Sin embargo, en la mente de los trabajadores queda para la posteridad que esta familia dejó empeñado al Estado con una deuda pública superior a los 8 mil millones de pesos con una pésima administración, dejándoles sin quincenas mientras las empresas del Grupo Álica presuntamente recibieron fuertes inyecciones de capital.

Puede ser una imagen de 2 personas, personas de pie e interior

Pero además, al arribar al poder,  llenó las dependencias de amigo y familiares que no dieron el ancho pero bien que se hicieron ricos en unos cuantos meses, sin que les fincaran responsabilidad por las obras “fantasmas” y el presunto desvío millonario de recursos del Estado.