• En lo que va del año van 8 homicidios calificados en agravio a niños y adolescentes en diversos puntos de la entidad

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 11 de septiembre del 2021.- Hasta 60 años de cárcel podría alcanzar el padrastro que presuntamente asesinó a golpes a un pequeñito de tan solo un año de edad, hijo de su pareja sentimental, quien ya se encuentra bajo las rejas.

Se requiere aplicar con rigor la justicia y sentenciar con la pena más alta a los barbajanes que cometen este tipo de delitos violentos contra los menores de edad, situación que cada día crecen más entre la sociedad nayarita.

De acuerdo al Fiscal General, Petronilo Díaz Ponce, en lo que va del año van 8 homicidios calificados en agravio a niños y adolescentes en diversos puntos de la entidad, mismos que ya fueron resueltos o están vinculados a proceso.

Como se recordará, el pasado 6 de septiembre, el endemoniado padrastro Martín “N” aseguró que el menor falleció por caerse de una silla pero al realizarse las pesquisas se determinó que presuntamente, este sujeto golpeó en múltiples ocasiones al niño hasta provocarle la muerte, de ahí que el Ministerio Público busca imputarlo y aplicarle la pena mayor que es de forma agravada el homicidio de este niño.

“Estamos hablando, alrededor de 60 años y hasta un poquito más. Es muy aventurado, hablar de determinado tiempo, pero tengan la seguridad de que el Ministerio Público con sus actuaciones e investigaciones tiene los datos suficientes de prueba para lograr la mayor pena”, sostuvo Díaz Ponce.

Además, la Fiscalía General ajusta los procedimientos y la forma de que este tipo de asesinatos a menores de edad que tanta indignación causa en el pueblo de Nayarit, se pueda prevenir.

Para ello, es importante que los vecinos o la población que conozca casos de menores maltratados lo denuncie para que la autoridad emita medidas de protección, se aísle a los menores víctimas de violencia -por parte de sus padres, padrastros o cualquier otra persona – hacia algún albergue y todas las acciones que sean necesarias para evitar un asesinato más de un menor de edad.