Por: Mildra Benítez Robledo 

Tepic, Nayarit.- Sábado 11 de septiembre del 2021.- Existen las bases para una reforma fiscal para el ejercicio 2022, sin embargo, México enfrenta la crisis económica asociada a la pandemia del covid-19 y las respectivas repercusiones en las finanzas públicas, indicó el presidente en el Estado del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP)   Arturo García Ramírez.

La contracción de la actividad económica, explicó que fue más aguda en el sector servicios por las medidas de restricción a la movilidad y distanciamiento social que ocasionaron severas afectaciones sobre la recaudación de impuestos, pero, de acuerdo a las disposiciones del ejecutivo, se sostuvo una política fiscal de control.

El reto, aclaró el líder local de los contadores se encuentra en diseñar una reforma que fortalezca los ingresos tributarios y una reasignación a programas que fomenten la reactivación económica y el empleo. Una reforma que no desaliente la inversión privada y que le brinde al estado la capacidad para cubrir el gasto creciente en salud tras la crisis endémica, el incremento del gasto en pensiones, los programas sociales y recursos a los Estados y Municipios  

Ha trascendido, comentó, que en la Cámara de diputados hay la propuesta de aumentar la progresividad del ISR para personas físicas, establecer impuestos al patrimonio, a la economía digital y al mínimo global, así como ampliar la base del IVA, elevar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, esto combinado con una estrategia de incrementar la tasa efectiva de impuesto de los grandes contribuyentes.

Sobre estas expectativas insistió en la necesidad de que el Congreso abra el debate a los sectores productivos para un análisis a fondo, que no ponga en riesgo la recuperación del empleo y la supervivencia de las empresas. Esperan, cambios y  saben que viene fuerte el proceso de fiscalización para incorporar a las empresas evasoras y a las que generan utilidades, pero pagan pocos impuestos, porque todos tienen que contribuir a la economía y a los gastos del sector público y privado.

Para concluir, añadió que la organización en cuestión están de acuerdo  a fortalecer las finanzas del gobierno,  a mayor transparencia,  a mayor contribución de las grandes empresas.