Por: Emilio Castillo Hernández


*”El Titiyo” y su pandilla dejaron en el abandono el estado municipal de béisbol


Tecuala, Nayarit. 21/09/2021. – El inmueble en mención quedo en el abandono, no se le dio mantenimiento mucho menos se le mantuvo limpio, el campo deportivo esta vandalizado, se robaron el cableado de la luz, las pastillas y el centro de carga fue dañado, los amantes de lo ajeno se robaron la bomba del agua, la tubería esta quebrada, el drenaje está colapsado.
El pasto esta crecido y por lo tanto los niños y jóvenes no pueden acudir a practicar su deporte favorito, es una vergüenza ver las condiciones en que se encuentra dicho espacio deportivo, la ciudadanía se pregunta el por qué Heriberto López Rojas alias El Titiyo dejó en esas condiciones el estado municipal Santos Ramos Contreras, los quejosos aseguran El Titiyo fue un presidente al que no le importó el deporte, no le importaron los niños y jóvenes que quieren realizar actividades recreativas, el ex edil es catalogado como un sujeto prepotente, abusivo y fue indolente a los grandes problemas que padece el municipio de Tecuala.


El Titiyo y su pandilla se dedicaron a saquear el ayuntamiento, el ex presidente solo se preocupó por pavimentar la calle en donde vive y solo se preocupó porque sus amiguitos y amiguitas se dieran la vida de ricos los cuatro años que duro en el poder.
Ante las redes sociales el ex edil quiso presumir que logro un cambio en Tecuala, pero es mentira ya que dejo al municipio lleno de basura, con el drenaje colapsado, sin servicios públicos, sin patrullas en seguridad pública, a los elementos de la policía municipal, en los cuatro años no les aumento el sueldo, pero El Titiyo si ganaba 240 mil pesos mensuales más los moches en las obras mal hechas que realizó su constructor favorito, Luis Enrique Zaragoza.
El Titiyo es una vergüenza para Tecuala y lo sabe ya que salió huyendo del municipio como un vil delincuente, ya que no entró el poder al edil actual, fue un cobarde, pero con los trabajadores fue abusivo, prepotente y grosero; con la complicidad del director de recursos humanos el Lic. Sergio Alarcón Lizárraga quien era el azote de los trabadores, todo el tiempo fue el brazo ejecutor del Titiyo, pero al final, el ex alcalde, quedó como un cobarde que prefirió huir que enfrentar al pueblo.
Heriberto López Rojas es el peor presidente municipal en la historia Tecuala, ya que manejó la administración pública como una empresa de su propiedad buscando siempre obtener jugosas ganancias y humillar al trabajador que no le rendía tributo, Titiyo gobernó enfermo de poder y dinero, por eso dejó a Tecuala en la miseria, coinciden los tecualenses.