*Tres kilómetros de vías y malla ciclónica que estaban bajo resguardo en las bodegas de la Secretaría de Obras Públicas desde el 2014, “desaparecieron” antes de que Toño entregara el gobierno, denuncian, trabajadores

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Jueves 22 de septiembre del 2021.- No conforme con dejar un pasivo de 28 mil millones de pesos de deuda bancaria, omisión de pago de impuestos y millonarios desvíos, el sinvergüenza del exgobernador, Toño Echevarría García, todavía tuvo la desfachatez de llevarse presuntamente tres kilómetros de vías y malla ciclónica del “Trenecito” de la Loma de Tepic, denuncian trabajadores del SUTSEM.

Las vías y la malla ciclónica, que alcanzaban los tres kilómetros de longitud, se encontraban resguardadas desde el 2014, en las bodegas de la Secretaría de Obras Públicas del Estado, las cuales “desaparecieron” misteriosamente tres semanas antes de que Toño Echevarría García se largara del gobierno, denunciaron trabajadores de la dependencia, quienes se reservaron sus nombres por temor a represalias.

Recordaron, los denunciantes, que en el 201  se “descarriló” el trenecito de La Loma a la altura del Lienzo Charro “Francisco García Montero”, donde salió una señora gravemente lesionada y cinco vagones quedaron en malas condiciones. 

Según, el peritaje, el accidente se debió a la falta de mantenimiento de las vías del “Trenecito” de La Loma, es decir, que ya había terminado su periodo de servicio y utilidad.

Señalan, que después del accidente, el trenecito de La Loma quedó abandonado durante dos años, hasta que en el 2014, el gobierno de Roberto Sandoval, adquirió una nueva máquina y vagones nuevos, reemplazando  todas las vías y la malla ciclónica desgastada por nueva infraestructura.

De esta manera, señalan los trabajadores, los tramos de  tres kilómetros de vías y malla ciclónica quedaron resguardadas desde el 2014 en las bodegas de la Secretaría de Obras Públicas.

Hasta que hace unas semanas, agregan, los tramos que alcanzaban los tres kilómetros de vías y malla ciclónica “desaparecieron” misteriosamente de las bodegas de Obras Públicas.

“Quien haya vendido todo este material al fierro viejo, consideran los trabajadores, seguramente le sacó una buena lana, no más imagínense lo que pesan tres kilómetros de vías y malla ciclónica”.

Por último, los denunciantes, aseguran que todas las sospechas recaen contra el exgobernador, Toño Echevarría, ya que también “desaparecieron” toneladas de libros de las bodegas del INIFE, que seguramente fueron vendidos a una recicladora de papel de Guadalajara, Jalisco, concluyeron.

Hay que recordar, que al inicio del fallido gobierno del “Cartel del Cambio”, Toño Echevarría, acusaba a Roberto Sandoval, de haberse llevado las puertas de casa de gobierno, sin embargo, cuatro años después se confirma que Toño salió más rata que Roberto, ya que según los trabajadores, terminó vendiendo las vías del “Trenecito” de la Loma por kilo en el fierro viejo.