21 trabajadores fueron acusados por abuso sexual durante un brote de ébola en el Congo 

Suiza; martes 28 de septiembre del 2021/agencias.-Veintiún trabajadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la República Democrática del Congo están acusados de abusos sexuales durante un brote de ébola, dijo este martes un panel investigador conformado por la OMS en un informe que identifica a 83 presuntos culpables vinculados con la misión de 2018-2020.

El panel dio a conocer sus conclusiones el martes, meses después de que una investigación halló que la directiva de la OMS recibió denuncias de abusos en 2019, pero se negó a detener el acoso e incluso ascendió a uno de los directivos implicados.

“Éste es el mayor hallazgo de abuso sexual perpetrado durante una iniciativa de la ONU en una zona o país durante el plazo de una misión de la ONU”, dijo Paula Donovan, codirectora de Code Blue Campaign, que hace campaña contra la explotación sexual por parte de efectivos de paz de la ONU.

Malick Coulibaly, miembro del panel, dijo que los investigadores descubrieron nueve denuncias por violación. Las mujeres entrevistadas dijeron que los violadores no utilizaron control de la natalidad, lo que en algunos casos dio lugar a embarazos. Algunas mujeres dijeron que los violadores las obligaron a abortar, dijo Coulibaly.

La persona considerada la más joven de las presuntas víctimas, identificada en el informe como “Jolianne”, dijo que un conductor de la OMS se detuvo en un camino en la población de Mangina donde ella vendía tarjetas telefónicas en abril de 2019 y ofreció llevarla hasta su casa.

“En cambio, la llevó a un hotel donde dijo que fue violada por esta persona”, según el informe.

El panel recomendó que la OMS indemnice a las víctimas y realice pruebas de ADN para determinar la paternidad y dar a las mujeres los medios para reclamar sus derechos y los de sus hijos.

El director general de la OMS, Tedros AdhanomGhebreyesus designó a los copresidentes del panel para que investigarán las denuncias en octubre del año pasado, cuando la prensa informó que funcionarios humanitarios anónimos abusaron sexualmente de mujeres durante el brote de ébola que comenzó en Congo en 2018.