*Los trabajadores agradecen a Pavel Javero, Delegado de Bienestar, por haber castigado las tropelías de Pedro Eduardo Ortega Vázquez, mejor conocido como “El Chilango”

Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit.- Viernes 01 de octubre del 2021.- Gracias a las denuncias ciudadanas de parte de trabajadores que laboran en la Secretaría de Bienestar Nayarit, publicadas en este diario sobre una serie de lamentables situaciones que se estaban presentando desde la llegada del Ex Delegado Guillermo Genaro Polanco García y su íntimo amigo a quien impuso como sub delegado administrativo, Pedro Eduardo Ortega Vázquez.

Guillermo Genaro Polanco García cuando fungía como Súper delegado en Nayarit, cometió actos de discriminación, violencia laboral en contra de trabajadores que eran reproducidos por su más allegado e íntimo grupo de sinvergüenzas o aliados que sin pudor alguno, llegaban con aliento alcohólico o incluso en completo estado de ebriedad  para presenciar video-conferencias que se llevaban a cabo diariamente por la tarde desde oficinas centrales, a fin de medir resultados diarios propios de la dependencia, señalan los trabajadores.

Sin embargo, este oscuro panorama poco a poco se ha ido disipando luego de la llegada de Pavel Jarero como Delegado de Bienestar. Noticia y nombramiento que vino a caerle como “balde de agua fría” a quienes se han conducido en dicha dependencia, de forma contraria a los principios de la 4T.

Pedro Eduardo Ortega Vázquez y su amiguita.

Pavel Jarero, ha demostrado en este poco tiempo que sabe lo que hace. Brinda atención a cada trabajador que le busca o mínimo, estos son atendidos amablemente por su particular. Atrás han quedado las caras largas y déspotas de los jefes inmediatos, los gritos, el acoso sexual o las escenas de enamoramiento que a cada momento encabezaba Pedro Eduardo Ortega Váquez, ya se la pasaba hablándole de amores a jovencitas que recién habían autorizado ellos mismos que ingresaran a trabajar, aseguran los trabajadores denunciantes.

Señalan que es justamente la salida de este sujeto, que ha puesto de buenas a todos los trabajadores de la delegación, ya que hace un par de días, Pedro Eduardo Ortega Vázquez, a pesar de saber que las cosas ya no son cómo ellos quieren, se dio a la tarea de pasar a algunas oficinas a decir que, renunciaría a dicho puesto, ya que, según él, le esperan mejores oportunidades de trabajo en el Distrito Federal. Sin embargo, muchos saben que su salida responde a que no tuvo  cómo demostrar cuantiosas cantidades de viáticos que autorizó para su novia formal y una ex novia que logró colocar en el área de secretaria particular del delegado, la cual, tenía como instrucción, decirle a detalle quien entraba, quien salía y qué se dice en la oficina del apreciable Pavel Jarero. En pocas palabras le sembró a una alcohona.

Se dice que este jueves 30 de septiembre es el último día de trabajo de Pedro Eduardo Ortega Vázquez, quien ya planea por todo lo alto, cerrar con broche de oro su estancia aquí en Nayarit, ya que organiza una cuantiosa fiesta de despedida en la casa que rentaba junto a Guillermo Polanco; al parecer, la invitación solo ha circulado a sus íntimos amigos, novias y exnovias como son: Abraham Rivera, Carlos Molina Jiménez, Ismael Vázquez Cerecero,  Rubí Amay Fernández y Alexis Rivera Sánchez, así como al parecer, una regional y secretarias más.

Y es que, a pesar de que este sujeto ya tiene un pie fuera de la delegación, se resiste a dejar el poco poder que su amigo Polanco le dejó. Las últimas patadas de ahogado que logró orquestar fue el reubicar con altos salarios en el área jurídica, a su última novia, la impuso como apoyo en el área de discapacidad con un salario alto y con apoyo de Abraham Rivera. Y a su ex novia, como alcohona en el área de secretaria del delegado. Habrá que estar muy al pendiente qué se trae entre manos, señalan los denunciantes.

Por último, Alexis Rivera Sánchez, que se desempeñaba como encargado del parque vehicular, al parecer está siendo desplazado, lo que lo trae molesto y despotricando en contra del mismo Pavel Jarero, asegurando que él a diario carga con una pala, para que le sigan echando tierra, pero a la vez, frente a Pavel Jarero se muestra como el que no rompe un plato, afirmando que jamás hizo mal uso de las unidades del Bienestar y que tampoco se grababa para presumirlo en las redes sociales. Seguro cree que la gente habla al tanteo y que no hay pruebas. Éste, como Pedro Eduardo Ortega Vázquez, también asegura que no tarda en irse, ya que afirma que, en una dependencia de gobierno del Estado, le guardan un puesto, sin embargo, sigue haciendo de las suyas en Bienestar, metiendo zancadillas a sus compañeros de trabajo y cuestionando a diestra y siniestra las actividades de los compañeros que lo único que quieren es hacer su trabajo, pero aún se siente dueño de la flotilla de vehículos del Bienestar, ya que hasta le asignó a su tío un Aveo y logró reubicarlo como servidor de la nación de zona Tepic.

Alexis Rivera Sánchez. Encargado del parque vehicular.

Es poco el lastre que queda en dicha dependencia, citaron los denunciantes.

Con inteligencia, con precisión, con trato amable y con mucho tacto, Pavel Jarero rescata las condiciones en las que se encontraba la delegación de Bienestar Nayarit y se deshace de personajes tóxicos, deshonestos, rateros y acosadores sexuales.

Hoy, se nota la diferencia en varias áreas, subrayan los trabajadores de la Secretaría del Bienestar, incluso en las jornadas de vacunación, su apertura para dar a conocer temas e informar oportunamente sin restricciones, logra afianzar un estilo nuevo y de equipo con sus trabajadores.