EE.UU; viernes 1 de octubre del 2021/agencias.- Parece que una nueva secuela se suma a la lista de padecimientos que trae consigo el COVID-19. El síndrome del colon irritado podría estar relacionado con el virus.

En Case report of restless anal syndrome as restless legs syndrome variant after COVID-19 se reportó la historia clínica de un paciente que tuvo COVID y después desarrollo síndrome del colon irritado.

Semanas después de haber padecido COVID, ya con el alta dada, un paciente de 77 años comenzó a experimentar malestar e incomodidad en el colon. Esto empeoraba cuando estaba en reposo y se mermaba cuando realizaba actividad física, claros síntomas de la enfermedad.

Es importante destacar que antes de enfermar de COVID, el paciente no había presentado signos o síntomas del síndrome del colon irritado y tampoco tenía familiares con este padecimiento.

Tampoco tenía condiciones médicas que pudiesen derivar en el síndrome, como diabetes mellitus, anemia ferropénica, disfunción renal, disfunción de la médula espinal y trastornos anorrectales.

Se realizó una colposcopia que reveló hemorroides internas, parte del síndrome del colon irritado. Se recetó el tratamiento adecuado.

¿Por qué relacionar COVID con el síndrome?

En casi dos años de pandemia de COVID diversos estudios han destacado las diversas afectaciones que deja el virus al organismo del ser humano. Uno de ellos es el daño al sistema nervioso.

‘‘Este virus puede propagarse al sistema nervioso central a través de varias rutas potenciales, incluida la diseminación hematógena y la destrucción del bulbo olfatorio. Las manifestaciones neuropsiquiátricas reportadas de COVID-19 han incluido delirio, estados confesionales, olfato disfuncional y sensación del gusto, psicosis aguda, encefalitis y eventos cerebrovasculares agudos durante COVID-19′’, se lee en el informe.

El síndrome del colon irritado tiene origen en la disfunción del sistema nerviosos central.

Este es el primer caso oficial que se registra donde hay una relación directa entre el COVID y síndrome del colon irritado y puede reflejar los impactos asociativos de COVID-19 en el estado neuropsiquiátrico.

‘’La relación causal sigue sin estar clara debido al reporte de un caso. El síndrome relacionado con el COVID-19 puede estar infradiagnosticado y debemos prestar atención a casos similares para aclarar la relación’’, explica el informe.