Infectados por la variante Alpha liberan aproximadamente 18 veces más virus en los aerosoles
pequeños, según estudios
EE.UU; domingo 3 de octubre del 2021/agencias.- Las variantes de COVID-19 como Delta y la
Alpha son altamente contagiosas y suelen infectar a más personas que el virus original, pero ¿a
qué se debe esto?
Dos nuevos estudios científicos ofrecen una posible explicación: el virus esta evolucionando
para poderse propagar en el aire de una manera más eficiente.
El COVID-19 se transmite principalmente a través de gotas grandes al igual que a través de
partículas mucho más pequeñas llamadas aerosoles, las cuales pueden flotar a distancias más
largas en interiores y asentarse directamente en los pulmones.
De acuerdo con un texto del New York Times, los nuevos estudios no cambian necesariamente
de este punto de vista, pero señalan que el virus está cambiado de manera formidable.
El doctor Vincent Munster, virólogo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades
Infecciosas de Estados Unidos, dirigió uno de los estudios y demostró que la variante Alpha era
mucho más probable que causara nuevas infecciones a través de la transmisión de aerosoles.
Mientras que el segundo estudio encontró que las personas infectadas con esa variante
exhalan alrededor de 43 veces más el virus, en comparación con el virus original, debido a los
aerosoles.
“Es como una modificación del virus para una transmisión más eficiente, que es algo que creo
que todos esperábamos, y ahora lo vemos sucediendo en tiempo real” declaró.
A pesar de que los estudios analizaron principalmente a la variante Alpha, los resultados
también ayudan a entender a la variante Delta y cómo es que desplazó a las nuevas variantes.
“Realmente indica que el virus está evolucionando para volverse más eficiente en la
transmisión por el aire. No me sorprendería si, con Delta, ese factor fuera aún mayor”, dijo
Linsey Marr, experta del Virginia Techen en virus transmitidos por el aire.
Se demostró que la variante Delta tiene mutaciones que aceleran de mayor manera el
contagio, mientras que la Alpha es dos veces más transmisible que el virus original.
En uno de los estudios se les pidió a los participantes asintomáticos y con infecciones leves que
cantaran, gritaran o recitaran el abecedario. Se observó que los infectados por Alpha liberaron
aproximadamente 18 veces más virus en los aerosoles pequeños.
Sin embargo, los investigadores examinaron solo cuatro personas infectadas con Alpha y 45
con variantes más antiguas, eso podría sesgar las diferencias observadas.
Los datos de un mayor número de participantes serían más convincentes, pero los dos
estudios juntos sugieren que el transporte mejorado a través de aerosoles contribuye al
menos en parte al contagio de la variante.

Con miles de millones de personas vacunadas en todo el mundo, y miles de millones aún sin
vacunar, el virus aún puede cambiar de formas inesperadas, dijo Munster.
“Podría haber presiones evolutivas adicionales, dando forma a la dirección evolutiva de este
virus”, agregó.