El presidente de la república aseguró que aún y no se aprobará la reforma eléctrica, el presidente no autorizará ninguna concesión para explotar este material

México; jueves 7 de octubre del 2021/agencias.- Aunque no se apruebe que el litio sea de la nación, el Gobierno de México negará las concesiones a empresas extranjeras para la explotación de este mineral, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“También adelanto, para que no se hagan ilusiones con el litio, si hay un acto de traición a la patria y no se aprueba que el litio esté en manos de la nación, de todas maneras vamos a negar cualquier solicitud de concesión para la explotación del litio y tenemos facultades para hacerlo”, sostuvo en conferencia matutina.

“Lo que queremos es que quede en la Constitución establecido que el litio es de la nación. Vamos a revisar si existen trabajos de explotación y exploración del litio. Se está hablando de que ya hay empresas extranjeras que harán compras y ya di la instrucción de que no se autorice ninguna compra de concesiones”.

El primer mandatario atajó con ir a tribunales en caso de que sean demandados, pues sostuvo que su administración tiene que defender los recursos naturales del país.

En la Reforma Eléctrica enviada el pasado 30 de septiembre a la Cámara de Diputados, se establece que la explotación del litio solo corresponderá al Estado mexicano.

El martes, durante la mañanera, López Obrador dijo tener información respecto a que los extranjeros están muy interesados en el litio mexicano, el cual, apuntó, es un mineral estratégico y fundamental para el desarrollo de las nuevas tecnologías.

“Ya se dio a conocer y se va a profundizar que se está decidiendo si se aprueba la iniciativa que enviamos de que el litio sea un mineral de manejo, uso exclusivo de la nación, que no se entreguen contratos ni concesiones, que sea propiedad de la nación de los mexicanos”, informó.

La propuesta eléctrica de la 4T, que prevé la modificación de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política, busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, desaparecer a la Comisión Reguladora de Energía y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos, así como limitar la explotación del litio solo para los mexicanos.

No obstante, el jefe del Ejecutivo ha puntualizado que esto no significa nacionalizar ni estatizar al sector eléctrico, sino darle su lugar a la CFE, ya que se decidió que la empresa tenga el 54% del mercado y que el 46% restante sea para los particulares.

Se prevé que la iniciativa pueda ser votada en el pleno de San Lázaro entre el 12 de noviembre y el 15 de diciembre.