Boletín. Teic, Nayarit.- Sábado 09 de octubre del 2021.- La pandemia no sería lo mismo sin el análisis de datos. Gracias a esta herramienta se han generado avances importantes no sólo en la prevención, tratamiento y monitoreo del COVID-19, sino también en la reactivación de la economía global.

Pero, ¿qué es realmente el análisis de datos? En palabras simples, Luis Ponce, Lead Teacher de Análisis de Datos en Ironhack, lo define como la disciplina que se encarga del estudio y el análisis de la información a través de diferentes métodos que permiten entender fenómenos y tomar decisiones basadas en evidencia.

Sus aplicaciones han sido diversas en la nueva normalidad: desde el desarrollo de antivirales y dispositivos médicos, hasta su incidencia en las pruebas diagnósticas de bajo costo. Es por ello que es considerado incluso como un salvavidas de miles de pacientes:

“Lo único más importante que el análisis de datos para el control de la pandemia son las decisiones que se han tomado a partir de su uso. Gracias a que hemos utilizado un poco del océano de datos disponibles se pudo minimizar el sufrimiento y la pérdida de vidas por la COVID-19”, explica Alma Jurado, maestra en Ciencias en eHealth y Médico Cirujano con experiencia en la fusión de tecnología y salud.

Para la catedrática, los datos han sido el sustento de la seguridad y efectividad de las medidas de prevención y de tratamiento contra la COVID-19, pues considera que han permitido a los especialistas responder a una situación sin precedentes con un ritmo nunca antes visto.

Algunas de las decisiones en las que, subraya, ha sido clave el análisis de datos, son el cierre de fronteras, la logística de distribución de recursos a las instituciones de salud, los programas de apoyo social y el direccionamiento de pacientes a unidades de salud específica, por mencionar algunas. No obstante, menciona que tiene aún mucho potencial por aprovecharse.

La Fuente del Conocimiento Futuro

Luis Ponce comenta que el sector salud pronostica grandes oportunidades de crecimiento de la mano con el Big Data, no sólo por el surgimiento de nuevas tecnologías para el tratamiento de enfermedades, sino también por el conocimiento que desarrollará en el personal médico:

“El análisis de datos ha demostrado ser necesario en todos los aspectos del conocimiento humano y el sector salud no es la excepción. Se requiere desarrollar el conocimiento del personal en el tema y contar con la infraestructura para poder aprovechar los beneficios que implica trabajar en la salud basada en datos”, señala.

El experto destaca que uno de los grandes beneficios del análisis de datos es su capacidad para predecir el comportamiento futuro de un fenómeno, lo cual fue muy utilizado durante la pandemia y ha demostrado ser útil para predecir de qué forma crecerá el número de contagios o de defunciones.

En ese sentido, Alma Jurado explica que recopilar y analizar datos en tiempo real ha demostrado ser un requerimiento clave para poder tomar decisiones en un contexto de crisis como el actual, lo cual además de tener un impacto en la salud también adquiere relevancia en el escenario económico.

Añade que en la reactivación económica global, su capacidad predictiva ha sido altamente valiosa para poder categorizar las zonas más propensas a ser afectadas por la pandemia y prever a la par diferentes acciones sobre cómo recuperarse de las afectaciones económicas.

Mucho mercado, poco talento

Pese al aumento de la demanda de analistas de datos a partir de la pandemia existen infinidad de puestos vacantes con poca esperanza de ser cubiertos en el corto plazo, lo cual deja una gran incógnita: ¿por qué hay tan poco talento en el sector?

Un reporte de Tech Monitor muestra que los puestos de datos aumentaron 5.5% en 2019, representando el 3.6% de la fuerza laboral total en la Unión Europea y el Reino Unido, con un estimado de 459.000 puestos vacantes. Lo mismo sucede en Estados Unidos, donde gran parte de las vacantes siguen sin ser ocupadas, aún teniendo salarios que rondan los $104,372 USD anuales según Glassdoor. 

Especialistas de Ironhack consideran que la escasez de capital humano en la industria de datos se debe a una percepción equivocada sobre que es una disciplina difícil de aprender. Sin embargo, clarifican que no es necesario estudiar una carrera profesional para especializarse en ello, pues métodos de enseñanza como los bootcamps están creciendo aceleradamente al formar miles de especialistas en el ramo de manera fácil y práctica.

La demanda de este talento es una tendencia en varias regiones del mundo por el éxito que genera en todo tipo de organizaciones, que según la OCDE, ven un crecimiento de su productividad del 5 al 10% al implementar este tipo de tecnologías. ¿Tú ya estás preparado para aprovechar esta oportunidad?