*Los casos se han disparado de manera descomunal así como los fallecimientos, por la falta de medicamentos y unidades de salud

*En menos de 15 días se han suscitado, afirman habitantes, 10 decesos

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 09 de octubre del 2021.- Alarma entre la población del municipio serrano de La Yesca por el incremento descomunal de casos  de Covid-19  en esta región donde la pobreza, la  falta de medicamentos y unidades de salud, es el pan nuestro de cada día.

Tan sólo en la comunidad de Huajimic han fallecido diez personas en las últimas dos semanas ante la impotencia de sus familiares que nada pueden hacer para salvarlos del mortal virus.

Al ser uno de los municipios más pobres de la entidad, las familias no tienen dinero para la compra de alimentos mucho menos pagar una ambulancia que traslade hasta Tepic a sus enfermos.

Un grupo de vecinos se comunicaron vía telefónica con este medio de comunicación para difundir este llamado a las autoridades de salud tanto del municipio como del Estado.

“Estamos muy alarmados por el incremento de casos Covid que hemos tenido en pocos días ya que en menos de 15 días, llevamos más de diez decesos”.

Como  no hay alcalde, solo un responsable del Ayuntamiento a través de un  Consejo Ciudadano con varios integrantes, sólo se pasan la bolita entre ellos, nadie decide ni hace nada para frenar los contagios.

Y es que en la sierra, la pobreza impide a sus habitantes comprar cubrebocas, son pocos quienes lo usan en los lugares públicos y de las medidas sanitarias que se implementan en el resto del estado.

“Hemos estado buscando a las autoridades municipales y no hemos tenido ninguna respuesta”, dicen los denunciantes.

Por ello, extienden el llamado al Gobierno del Estado para que ellos, sí tomen cartas en el asunto y vayan a esta zona serrana para que vean que los caminos están en mal estado y eso resulta un calvario cuando trasladan a los enfermos hacia la capital para que reciban atención.

Y es que las unidades médicas están para llorar, no se cuenta con insumos, no hay respiradores y no queda de otra más que atenderse en sus hogares,  únicamente con remedios caseros.