Por Sergio Mejía Cano

Las mujeres no cejan en su lucha por la paridad de géneros

Un grupo de mujeres activistas, entre las que destacan la socióloga y docente de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Lourdes C. Pacheco Ladrón de Guevara, la señora Jassive Durán, presidente de la Asociación Civil Pro Igualdad e Inclusión social, la diputada local, señora Sonia Ibarra Fránquez y la periodista y comunicadora Mary Castro, entre otras más que siempre se han destacado por ser defensoras de los derechos de la mujer y de la igualdad sustantiva de los géneros.

Bajo el lema de “La paridad constituye un fin constitucionalmente válido y exigido: Suprema Corte de Justicia de la Nación”, tomó primeramente la voz la socióloga Lourdes Pacheco, quien dio a conocer que están promoviendo una demanda de amparo por el incumplimiento de la paridad de género en el Poder Ejecutivo, en esta entidad.

Señaló que, con fundamento en los artículos 17, 103 fracción I, 107 fracción I de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y en el artículo 13 de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Nayarit, que garantiza la paridad de género en las dependencias y entidades de la administración pública estatal; y de igual forma, la Carta Magna, en sus artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y ll5, en materia de paridad de género, de fecha 06 de junio de 2019, que fue aprobada y publicada en el Periódico Oficial del Órgano de Gobierno del Estado de Nayarit, el 10 de junio de 2019.

Siguió diciendo la señora Pacheco Ladrón de Guevara que, la Constitución, en materia de paridad de género garantiza que la mitad de los cargos de decisión política en los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal; así como en los tres Poderes de la Unión, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y en organismos autónomos que sean para mujeres. Circunstancia que no ocurrió en la designación de los nombramientos expedidos por el Ejecutivo Estatal nayarita. Pues los actos reclamados transgreden el artículo cuarto de la Constitución Federal que, prevé el derecho a la participación política entre varones y mujeres.

En su intervención, la señora Jassive Durán, dijo que el gobernador constitucional del Estado de Nayarit, está obligado y, sin embargo, no observó el principio constitucional de paridad de género, pues designó a mujeres en únicamente cuatro de las 13 Secretarías de Estado. Pero para garantizar el mínimo requerido, se deben de nombrar mujeres en al menos seis de estas Secretarías de Estado. Y al respecto, intervino la catedrática de la UAN, Lourdes Pacheco, añadiendo que, de acuerdo a lo establecido, cuando sean números nones, la proximidad debe ser lo más cercano a la mitad, como por ejemplo en este caso de que son 13 secretarías, seis o siete serían los que estuvieran siendo ocupadas por mujeres o en su caso, hombres.

Afirmaron estas mujeres que, la omisión del Ejecutivo Estatal es discriminatoria para las mujeres, pues reduce la representatividad femenina en la vida democrática de Nayarit e incumple con la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las mujeres a ocupar cargos en la administración pública; pero no nada más en cargos menores, no, sino de primer nivel, estando y quedando a la par de los varones y desde luego, en igualdad de circunstancias, ya que los Derechos no obedecen a la voluntad política del jefe del ejecutivo estatal en turno, sino que están fundados tanto en la Constitución Federal como en la Estatal.

Así que, continuaron estas mujeres en defensa de la igualdad de género y protección de la mujer, diciendo que, en observancia a la Constitución federal y a la local, así como a las leyes secundarias que se invocan, “tenemos el derecho constitucional de acceder a los cargos públicos, de estar representadas en igualdad de condiciones y circunstancias, así como contar con un gabinete integrado en forma paritaria”.

Y por último se abundó en que, la demanda con perspectiva de género que solicita la protección jurisdiccional de los intereses difusos y derechos colectivos de las mujeres nayaritas, la signan dos asociaciones civiles: Pro Igualdad e Inclusión Social y progreso para México; además de activistas sociales defensoras de los derechos de la mujer e impulsoras del adelanto de las mujeres y de la igualdad sustantiva entre los géneros.

Se le hizo ver a la socióloga Lourdes Pacheco, que en esta nueva legislatura se presumía que el elemento femenino predominaba por primera vez, a lo que respondió la docente de la UAN, y dijo que esto significaba un primer paso.

Sea pues. Vale.