*Comité Covid autorizó la tradicional peregrinación del 12 de Diciembre al Santuario de El Pichón

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 27 de noviembre del 201.- Reitera el Comité Covid que sí habrá la tradicional peregrinación el 12 de Diciembre al Santuario Guadalupano de “El Pichón”, los feligreses deberán seguir todos los protocolos de sanidad como el uso obligatorio de cubrebocas y la sana distancia.

Además, las autoridades eclesiásticas tanto de este poblado como del Santuario ubicado en Tepic sobre la calle Padre Mejía deberán hacer lo necesario para que adentro de ambas capillas se tenga un 70 por ciento de aforo, confirmó el Vocero del Comité, Fernando López Flores.

Otra de las determinaciones fue el continuar con la prohibición  hacia el  transporte público para que los usuarios no viajen “parados”, es decir, todos los pasajeros deben de ir sentados con su cubreboca y al ingresar a la unidad, se les debe otorgar gel antibacterial, así lo determinó este viernes, la Mesa Covid.

Esta medida fue establecida semanas atrás pero al parecer los choferes y permisionarios no la han tomado en cuenta por lo que se acordó reiterar la restricción que deben acatarse en los camiones y combis.

“En el transporte público no debe ir gente parada, y debe usarse estricto cubrebocas al interior de la unidad y su gel con alcohol al 70 por ciento en manos”, remarcó López Flores.

Y es que desde hace semanas,  por lo menos,  en lo que respecta a las unidades del servicio público se relajaron todas las medidas, y se observan por las calles como van repletos sobre todo en las horas pico que coincide con el horario y salida de escuelas y centros de trabajo.

A unos minutos en que se determinó reiterar la prohibición, los trabajadores del volante levantaron la voz, ya que al “patrón”,  poco o nada le importa lo que diga la autoridad ya que  obliga a los choferes a darle la cuota obligatoria.

Otro de los acuerdos de este fin de semana por esta instancia, es el monitoreo permanente de los casos registrados de coronavirus en la entidad para mantener control de la epidemia y en caso de un repunte, dar revés a ciertas las determinaciones.