El gobernador con sus estúpidas e inhumanas decisiones, trató como apestados a los habitantes de La Guásima, los cercó, los aisló y los abandonó a su suerte, supuestamente para contener la propagación del Covid-19

.Los habitantes desesperados tuvieron que romper el cerco para conseguir alimentos, agua y atención médica porque el gobernador solamente mandó desinfectar los patios, pero jamás se presentó personal médico para siquiera tomarles la temperatura

Por: Florentino Benítez González

Acaponeta, Nayarit; jueves 2 de abril del 2020.- Los habitantes de La Guásima tronaron contra el gobernador panista, Antonio Echevarría García y contra su secretario de Salud, Raúl Santiago López Díaz, por su estúpida e inhumana decisión de utilizar la fuerza pública para cercar y aislar el poblado impidiendo la salida y entrada de los habitantes, como si no se tratara de seres humanos, ya que no se preocupó por asegurar que tuvieran suficientes alimentos, suficiente agua, y lo que es peor, tampoco se preocupó por enviarles asistencia sanitaria para que los médicos y enfermeras por lo menos les tomaran la temperatura para cerciorarse que no estuvieran contagiados por el Covid-19, denuncian pobladores

DESESPERADOS E INDIGNADOS REVIENTAN EL CERCO DE SEGURIDAD

Habitantes del poblado de La Guásima, municipio de Acaponeta “revientan” el cerco de seguridad que los mantenía prácticamente secuestrados, tras el fallecimiento de una mujer por Covid-19, quien podría haber contagiado a los habitantes del lugar.

Sedientos, muertos de hambre, sin un peso en el bolsillo y sin poder ir a las labores del campo, se salieron a la mala, porque las autoridades por ordenes del gobernador los tenían prácticamente “secuestrados”, violando sus derechos humanos gracias a las estúpidas decisiones del gobernador panista, Antonio Echevarría García y de su secretario de salud, Raúl Santiago López Díaz

El Presidente del Comisariado de La Guásima, Enrique Ortíz, informó que la gente desesperada al estar sitiados sin tener algo para comer, comenzaron a inconformarse y decidieron enfrentar a las fuerzas policiacas para que los dejaran salir.

“Que nos dejen de tener aquí secuestrados, porque están violando nuestros derechos constitucionales. No han traído ayuda humanitaria, nada más vienen y nos dejan encerrados como si fuéramos animales y se van”.

Por lo menos que nos lleven agua y alimentos, indicó el Comisariado Ejidal.

Y es que este miércoles, el gobierno sólo mandó una brigada aplicando un producto en las calles dizque para limpiar el pueblo pero ni siquiera dijeron qué estaban echando y los solares también los iban a desinfectar pero no han llegado

Lo peor del caso es que ninguna autoridad estatal, federal o municipal les ha dado la cara para explicar la situación, simplemente llegaron, se apostaron en las entradas y salidas del pueblo, los dejaron encerrados e impidieron el paso al pueblo.

“El gobierno nunca vino aquí a darnos una explicación del por qué nos iban a cercar, y mucho menos nos enviaron brigadas sanitarias y ya hay desabasto en las tiendas, ya no hay agua, no dejan entrar a los camiones a surtir, hay mucha gente que trabaja en el campo y no pueden realizar sus actividades”, aseveró Enrique Ortiz .

Por ello, se armaron de valor y se manifestaron justamente en el cerco de seguridad implementado por elementos policiacos para dejar en claro que están en contra de que los tengan secuestrados.

La inconformidad de la población es porqué no se hicieron este tipo de medidas antes del fallecimiento de la personas por Covid-19, todo es tan confuso porque a los familiares nunca le dijeron que esa fue la causa de su muerte

“Se las entregan, la velan, la entierran, le hacen su misa y todo, pero a ellos nunca les dijeron oficialmente que dio positivo el examen, hasta que ya la habían sepultado por la noche el gobernador dijo que había dado positivo. Ahí se ve que el gobernador tiene malos asesores, o los que tie