• El gobierno del estado decretó que permanezcan cerradas los próximos 20 días; Policías municipales, estatales y la Marina, patrullan los destinos turísticos de Nayarit para que nadie esté en la playa

Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit.- Viernes 03 de abril del 2020.- El gobernador del estado de Nayarit, Antonio Echevarría García, decretó que permanecieran cerradas las playas de Nayarit los próximos 20 días, tal como lo hicieron ya otros gobernadores del país que ordenaron también cerrar las playas.
Ya desde ayer viernes, aumentó el patrullaje de la Marina Armada de México en las playas Las Islitas, El Borrego, Matanchén, Los Cocos, Platanitos, y todas las playas del litoral de San Blas, para evitar que la gente esté en las playas.
La vigilancia se extendió en Tecuala, Santiago, Compostela y Bahía de Banderas, donde los elementos de la Marina son apoyados en la vigilancia por la Policía Estatal y la municipal, quienes no dejarán que ninguna persona esté en las zonas de playa.
Los recorridos son constantes, la consigna es no dejar entrar a nadie a la playa; en algunos lugares ya había visitantes en los hoteles, los que tendrán que regresarse a su lugar de origen porque no tiene caso que estén pagando su estadía en el hotel si no van a poder disfrutar de la playa.
Pero en sí, la mayoría de los hoteles están vacíos, mucha gente se anticipó a cancelar sus reservaciones, prefirió quedarse en casa siguiendo las indicaciones de la Secretaría de Salud Federal para evitar contagiarse del COVID-19.
Los elementos de la Marina, la policía estatal y la municipal están llevando a cabo operativos hotel por hotel para que los huéspedes no desobedezcan las medidas implementadas por el bien de sus familias y los lugareños.
El día de ayer, en Compostela, recorrieron La Peñita y el día de hoy recorrerán todo Los Ayala.
Hay que recordar que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo el pasado martes que las playas mexicanas deberán permanecer cerradas durante esta emergencia sanitaria con el fin de evitar más contagios entre la población, además de que el periodo vacacional ya no debe ser considerado como tal sino como una prolongación de las medidas de autoaislamiento y “sana distancia”.