La Fiscalía del Estado de Jalisco,  aprehendió en Tala a un hombre señalado de abusar sexualmente de sus dos hijas, a quienes les hizo creer que iba a morir si no accedían a sus peticiones.

El acusado esta identificado como Jesús, recibió un año de prisión preventiva luego de ser vinculado a un proceso penal. Las pequeñas tenían 9 y 12 años cuando comenzaron a ser agredidas, habían quedado a su cuidado tiempo atrás, después de que la mamá falleciera en circunstancias no esclarecidas.

De acuerdo con la investigación, los hechos se registraron a lo largo de 5 años. La hija mayor, ahora de 15 años, se fue a vivir con una amiga hace poco y le contó todo a su abuelo cuando este acudió a visitarla para saber qué ocurría. Ante el peligro, el abuelo fue a la casa del agresor y se llevó a la otra víctima, para posteriormente interponer una denuncia.

Jesús fue capturado mediante una orden de aprehensión y puesto a disposición de un juez, quien los vinculó a proceso y le impuso un año de prisión provisional como medida cautelar.