La secretaría de Gobernación afirmó que su postura ‘siempre apuntó a ese criterio’; recordó que frente al Senado recalcó que la llamada ‘Ley Bonilla’ era inconstitucional

CIUDAD DE MÉXICO.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, celebró la determinación que la Suprema Corte de Justicia de la Nación tomó este lunes respecto de la inconstitucionalidad de la ampliación de mandato del gobierno de Baja California, encabezado por Jaime Bonilla Valdez.

A través de una tarjeta informativa, la funcionaria afirmó que su postura “siempre apuntó a ese criterio”, al tiempo que recordó que desde el pasado 26 de septiembre en el Senado de la República y en posteriores declaraciones subrayó categóricamente que desde su punto de vista personal la llamada “Ley Bonilla” era inconstitucional.

“Fui ministra de la Corte por 20 años, y defendí desde esa posición como la sigo defendiendo desde la posición que actualmente ocupo, a la Constitución federal y, por ende, el orden constitucional. Soy partidaria y defensora del Estado Constitucional de Derecho. Y, en un Estado Constitucional, siempre será el Tribunal Constitucional quien tenga la última palabra en los temas que le sean sometidos a su jurisdicción”.

“Respeto la Constitución y he jurado defenderla en este y en anteriores cargos y, por ello, respeto el federalismo, la división de poderes y la independencia de los poderes locales, tanto como la independencia de los jueces constitucionales”.

“He sido respetuosa, desde la conducción de la política interior del país, de esos principios. Desde esa posición, he manifestado siempre lo que pienso. Lo voy a seguir haciendo siempre.

“Por eso refrendo lo dicho desde un inicio: sostuve, sostengo y sostendré la inalterabilidad de los principios democráticos de la Constitución y promoveré, desde la posición que me encuentre, el respeto al Estado Constitucional de Derecho y a sus principios.

 “Celebro la decisión de la Corte y emito este posicionamiento en aras de la claridad, la transparencia y la libertad que deben privar en el debate de un Estado democrático”, sostuvo Olga Sánchez Cordero.

Respecto al video en el que se observó a la secretaria de Gobernación junto al gobernador Jaime Bonilla el día de su toma de posesión y señala que “la norma va a pervivir”, Sánchez Cordero señala una vez más que, además de sacarse del contexto en el que se realizó esa plática privada, en ningún momento constituyó un pronóstico de lo que tendría que resolver en su soberana autonomía la Corte.

“Si se ve el video completo, lo que estábamos haciendo era un esgrima jurídico de la situación, en el que el debate era entre quien tenía la legitimación para promover la acción de inconstitucionalidad y que dependía de la naturaleza del acto, ya que si no había legitimación la norma iba a pervivir, que es un tema que tendrá que analizar la Corte, aunque yo sostengo que la ley es inconstitucional.

“Se usó el término ‘perviva’, por razones de legitimación o por el número de votos, en esto consistió entre otros lo que era un esgrima jurídico”.