“Si no puede con la responsabilidad, que no reparta la culpa”

“Una orden dada y no supervisada es lo mismo que nada”

Por: Lenin Rodríguez Villanueva

Tepic, Nayarit a 18 de Mayo del 2020. El día de hoy con toda puntualidad a las ocho de la mañana, el gobernador constitucional del Nayarit, emitió un anuncio, mediante el que entre otras cosas dio a conocer a los nayaritas que daría marcha atrás ahora a la medida tomada previamente en contra de la venta de alcohol al público.

Esta medida si bien había sido muy criticada, por la ciudadanía, ya que la historia da fe que la prohibición solo sirve para enriquecer a unos cuantos, aun así, el gobernador se mantuvo firme y señaló que se perseguía el fin legítimo de evitar en el encierro un incremento de la violencia intrafamiliar, cuidar el recurso de los nayaritas, entre otras. Fines nobles sin duda.

Sin embargo, tal como se anticipaba el gobernador quien se dice por sus allegados, no escucha a nadie hasta que ya tiene el desastre, reconoció que esta medida no había sido eficaz, pues la venta de alcohol permaneció prácticamente igual. ¿Cómo pasó esto se preguntarán? ¿cómo es que siguió circulando en la misma cantidad que antes? ante tanto operativo policiaco, y ¿Como es que se permitió el abuso de los consumidores? ya que la prohibición como era de esperarse solo sirvió para incrementar los precios en el llamado mercado negro.

Pues sorprendentemente el gobernador reconocido que esto, fue producto de la corrupción de los “funcionarios de segundo nivel” que fueron corrompidos por el propio crimen organizado, básicamente lo que dijo es que los funcionarios son parte del mercado negro.

Por lo que ante el mensaje del gobernador en la ciudadanía surgen las siguientes preguntas:  

¿Quiénes son esos funcionarios corruptos a los que se refiere? ¿Por qué si sabe que sus subalternos son responsables y participaron en el mercado negro no hace nada? ¿Quién controla a estos funcionarios que al parecer nó obedecen ni al gobernador? ¿Quién manda verdaderamente en Nayarit y es el responsable de la verdadera ineficacia de las medidas de distanciamiento social y las demás que ha emitido el inocente ejecutivo?

Estimado lector, este escritor no tiene las respuestas a esas preguntas, cada uno deberá sacar sus conclusiones, lo que si se sabe con certeza es que en el decreto emitido por el propio gobernador el 16 de marzo del presente año 2020, el cual se tituló de la siguiente manera:

Así es ciudadanos, cuando menos la realidad jurídica nos indica, que a partir de esa fecha el propio gobernador  asumió el mando dirección, control y vigilancia de todas las acciones y medidas, para ello también asumió el control de las policías de orden estatal y municipal, es decir, por lo que ve al este tema relacionado con el covid-19 el que manda en Nayarit, es el gobernador por lo tanto el único responsable de implementar y vigilar el cumplimiento de las medidas y si estas medidas fracasaron , no hay que quebrarse la cabeza para encontrar al responsable.

Periódico Oficial, fecha 16 de Marzo del 2020.

Es por esta razón que algunos opinan, que es un tanto absurdo que nuevamente pretenda evadir, responsabilizando del fracaso y limpiarse en los demás, como ahora lo hace en sus funcionarios de segundo nivel, y lo ha venido haciendo. Se recuerda el caso de hace unos días que fue vergüenza nacional, de las famosas fotos que posteó el gobernador por el que se despidió a un joven funcionario luego de exhibirlo.

La sabiduría popular a definido en conocido dicho que “Una orden dada y no supervisada es lo mismo que nada”, efectivamente si quien ordena por decir se fuera de fiesta sin vigilar el cumplimiento de lo que ordenó, pues sucederían situaciones, como lo que hoy estamos viviendo. Que lo único que indican en mi opinión, es la incapacidad que tiene el ejecutivo de vigilar y verificar que sus subalternos, cumplan con las medidas que el mismo dicto.

Vaya que en esta pandemia hemos sido testigos de como error tras error, el ejecutivo se desdice, da marcha atrás y culpa a los demás, sin asumir su responsabilidad como cabeza responsable de conducir los esfuerzos contra la crisis de salud. Y sea cual sea el caso, aun si la culpa fue de sus funcionarios a quienes llamó corruptos e incompetentes sin decir nombres, lo cierto es que estos fueron voluntariamente elegidos por él, y esa es la realidad.

Si bien hay rumores que señalan que eligió a los más incompetentes para poder hacer de las suyas con el presupuesto público, eso no ha sido confirmado y no se puede afirmar, pero siguiendo con los dichos populares se dice que “tanto peca el que mata a la vaca, como el que sostiene su pata”.

Ojala no sea el caso, pues son los ciudadanos quienes sufriremos los estragos de la falta de capacidad de los elegidos para estar al frente de las instituciones. Porque se van a seguir dando situaciones como las que motivaron las lamentables declaraciones del  secretario de seguridad  y protección ciudadana JORGE BENITO RODRÍGUEZ MARTINEZ.

SECRETARIO DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN CIUDADANA
Penitenciarista Jorge Benito Rodríguez Martínez.

Quien exhibió en mi opinión, su completa ignorancia y falta de sentido común para hacer cumplir las medidas de distanciamiento social. Hecho que fue tan vergonzoso que ni siquiera los bots salieron en su defensa. Pues resultó incongruente que por un lado se les exija a los ciudadanos cumplir, pero por otro lado disculpen y salgan en defensa de  los funcionarios públicos sus amigos y allegados que dan el mal ejemplo realizando fiestas y eventos públicos sin atender las medidas.

Y todavía cuando los ciudadanos denuncian a las autoridades para que actúen, sucede como se dijo, que los policías fueron a cumplir con su deber pero que recibieron una llamada y que el mero “jefe” ordenó que se fueran de ahí, quien sabe quien será ese personaje al que hacen referencia. 

Ante casos donde se permiten y disculpan esas conductas, o posible tráfico de influencias, no es de sorprender el fracaso de las medidas que hoy reconoció el gobernador.

Esperemos, que se muestre un poco de tino y ahora si, por lo menos se tomen  acciones contra esos funcionarios acusados de corruptos y que están coludidos con el mercado negro, para que los ciudadanos no vayamos a pensar que es cómplice del negocio, porque  si el gobernador lo dijo  públicamente es porque tiene pruebas y en ese caso debe tomar acciones, aunque algunos dudan que eso pase.

Se recuerda el caso del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda, de quien se dijo existían pruebas contundentes de que había desfalcado a Nayarit, y años después, solo los grillos se oyen al fondo ya muy bajito y la súplica de justicia se quedó, como ahora parece quedará la súplica de atención y ayuda contra los estragos de esta pandemia, en nada.

Este ciudadano, hace un llamado a la ciudadanía para que acate las medidas y se cuiden lo más posible, al margen de la falta de competencia que se atribuye al responsable de vigilar, recordemos que es deber de todos auto cuidarnos, ya que solo así entre todos saldremos adelante.