El presidente estadounidense asegura que no tiene síntomas relacionados con el covid-19 pero toma el medicamento contra la malaria desde hace aproximadamente una semana y media.

Donald Trump ha anunciado que ha estado tomando hidroxicloroquina durante aproximadamente una semana y media, y toma una píldora todos los días para disminuir los posibles síntomas en caso de que contraiga el coronavirus. En diálogo con periodistas este lunes, el mandatario estadounidense subrayó que le ha sido suministrado diariamente un suplemento de zinc e hidroxicloroquina. No obstante, el medicamento contra la malaria no ha demostrado ser efectivo contra el covid-19. 

La hidroxicloroquina ha generado dudas sobre si puede ser definida como tratamiento para el coronavirus debido a la falta de evidencia sobre su efectividad, y algunos estudios hasta han indicado que el medicamento incluso podía perjudicar a los pacientes.

Trump ha estado promoviendo el uso de la hidroxicloroquina como una posible cura de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2. El fármaco tiene el potencial de causar efectos secundarios significativos en algunos pacientes y no se ha demostrado que combata el nuevo coronavirus.

El mandatario dijo que su médico personal no le recomendó el medicamento, pero que lo solicitó al médico de la Casa Blanca. “Comencé a tomarlo, porque creo que es bueno. He escuchado muchas buenas historias (…) Todo lo que puedo decirle es que hasta ahora parece que estoy bien”, anunció.

El mes pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos advirtió a los trabajadores sanitarios que el medicamento no debe usarse fuera del hospital debido a sus efectos secundarios, que en ocasiones pueden resultar fatales. Dos grandes estudios, cada uno efectuado con alrededor de 1.400 pacientes en Nueva York, recientemente no encontraron ningún beneficio de la hidroxicloroquina, informa la agencia AP.

La semana pasada, el experto estadounidense en enfermedades infecciosas Rick Bright instó al Gobierno de EE.UU. a elaborar una estrategia nacional para afrontar la pandemia del coronavirus. Bright fue destituido de su cargo de director de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA) el 20 de abril luego de mostrar su oposición al interés de Trump por aplicar la hidroxicloroquina en la lucha contra el covid-19 y cuestionar la estrategia apoyada por su Administración. Tras ser destituido, Bright presentó una denuncia en la que argumentó que tuvo que resistir a las presiones de los jefes del Departamento de Salud y Servicios Sociales que querían que “medicamentos potencialmente dañinos estén ampliamente disponibles”.

Este lunes, el número total de personas infectadas con coronavirus en EE.UU.ha ascendido a 1.500.703. Al mismo tiempo, 90.312 pacientes con covid-19 han fallecido en territorio estadounidense, mientras que 272.265 lograron recuperarse de la enfermedad. El pasado viernes, Trump afirmó que la Casa Blanca está “considerando” que una eventual vacuna contra el nuevo coronavirus sea de acceso gratuito para la población.