-Más le vale al gobernador Toño Echevarría García retirar de inmediato el bloqueo que puso en la entrada de Rincón de Guayabitos, ya que la última reforma al Código Penal Federal, publicada en el DOF el 24 de enero del 2020, lo mandaría cinco años al CEFERESO del Rincón para hacerle compañía a Carlos Saldate y Pedro Enríquez Soto, afirmaron pobladores de Guayabitos, y activistas de las barras y asociaciones de abogados de Nayarit

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Jueves 21 de mayo del 2020.- Más le vale al gobernador del estado, Antonio Echevarría García, retirar el bloqueo que mandó instalar en la entrada de Rincón de Guayabitos, porque si los comerciantes del lugar  llegan a presentar una denuncia penal colectiva en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR), sin lugar a dudas, lo van a mandar cinco años al CEFERESO del Rincón para hacerle compañía a Carlos Saldate, Marmolejo y Pedro Enríquez Soto, advirtieron destacados activistas de las barras y asociaciones de abogados de Nayarit.

Quienes tras analizar este conflicto, señalaron que de acuerdo a la última reforma al Código Penal Federal, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 24 de enero del 2020, el gobernador, Antonio Echevarría García, está cometiendo flagrantemente el delito de “Ataques a las Vías de Comunicación”, por el cual sería castigado con una pena de cinco años de cárcel y el pago de cien a diez mil días de multa.

Ya que como se recordará, señalaron, el pasado mes de marzo, el gobernador del estado, en un momento de pánico o de locura al ser informado que vecinos del estado de Jalisco, contaminados del COVID-19 se estaban viniendo a vacacionar a las playas nayaritas, mandó bloquear la entrada principal de la playa de Rincón de Guayabitos.

Hecho, explicaron, que no se justifica por ningún motivo o circunstancia, aunque se trate de una pandemia, pues el gobernador, Toño Echevarría García, no tenía ninguna facultad legal para obstaculizar, cerrar o bloquear una vía de comunicación y más cuando se trata de la entrada principal de uno de más importantes centros turísticos de Nayarit como lo es Rincón de Guayabitos.

A este respecto, recordaron los abogados, el 24 de abril, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, hizo un fuerte llamado a los gobernadores y a los Presidentes Municipales para que le pusieran freno a los excesos y graves violaciones que estaban cometiendo contra los derechos fundamentales de la ciudadanía.

Sánchez Cordero, les pidió expresamente a los alcaldes y gobernadores, “No imponer toques de queda, multas, ni restringir el derecho de libre tránsito a la ciudadanía, ni aplicar la Ley Seca, porque estas acciones no tenían nada que ver con las medidas sanitarias dictadas por el Consejo de Salubridad General”.

Señalaron, los abogados, que en el documento Observaciones sobre violaciones a derechos humanos durante la contingencia sanitaria por COVID-19, la Subsecretaría de Derechos Humanos Población y Migración, dependiente de la SEGOB, asegura que los gobernadores tienen la facultad de dictar medidas sanitarias en el ámbito de su competencias, sin embargo, algunos han ordenado acciones que representan riesgos para la protección y garantía de los derechos humanos. 

Con esto, afirmaron los abogados litigantes, queremos dejar bien claro, que el gobernador, Toño Echevarría García, ha cometido graves excesos y delitos “en nombre de las medidas sanitarias contra el COVID-19”.

La mejor prueba, denunciaron, fue el bloqueo que mandó poner en la entrada principal de Rincón de Guayabitos, el cual se debe retirar lo más pronto posible, ya que si los comerciantes de Guayabitos lo llegan a denunciar ante la Agencia Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR), le van a cuadrar, sin lugar a dudas, el delito de “Ataques a las Vías de Comunicación” contenido en la Fracción Tercera del Artículo 167 del libro segundo, Titulo quinto, Capítulo Primero de Ataques a las Vías de Comunicación del Código Penal Federal.

El artículo 167 dice que se impondrán de uno a cinco años de prisión y de cien a diez mil días de multa al que, para detener los vehículos en un camino público ponga algún estorbo, o cualquier obstáculo que impida el libre tránsito.

Como se podrá observar, los comerciantes de Guayabitos, tienen la “sartén por el mango”, si llegan a presentar una denuncia penal contra el Gobernador, Toño Echevarría García, tienen todas las ganar, podrían mandarlo cinco años al CEFERESO del Rincón para hacerle compañía a Pedro Enríquez Soto, ya que tomó decisiones que estaban fuera del ámbito de su competencia, ¡advertido está! así concluyeron los jurisconsultos.