Hoy martes 11 por la mañana, a invitación de mi amigo Olegario Zamudio, visité a los productores campesinos que surten de caña al Ingenio de Puga. Como es del conocimiento público, desde el 01 de enero de 2022 decidieron parar las actividades del Molino porque a la gran mayoría de productores se les debe dinero; son más de 4000 productores de los municipios de Tepic, Xalisco, Santa María del Oro, Jala, Ahuacatlán, San Pedro Lagunillas, San Blas y Santiago Ixcuintla; los cuales en otros años habían tenido problemas con la ‘liquidación’, pero hoy se añade otro problema, el pago del ‘ajuste’.
El Ingenio de Puga S. A. de C. V. está ubicado en el poblado de Francisco I. Madero, municipio de Tepic del Estado de Nayarit. Inició sus actividades como trapiche en el año 1620 siendo su fundador Don Félix Velazquez de Puga de dónde le viene su nombre y también el original de su poblado. El 1846 pasó a manos de Don José Castellanos de Llano, lo que se conoce como ‘Casa Hacienda’; pero fue hasta 1906 cuando se modernizó y tuvo una mayor producción. Adquiriéndolo posteriormente Don Juan Aguirre, quien lo vende en 1940 a Don Manuel Suárez para que en 1978 pasara al Sector Oficial como: Azúcar S. A. Diez años dura como paraestatal y en 1988 con el auge del ‘Neoliberalismo’ iniciado por Miguel de la Madrid, fue vendido a la empresa privada, Consorcio AGA, quienes siguen siendo sus actuales propietarios. Y, cuyos actuales gerentes: General: C. P. Manuel Darío Veliz Vidales y, Administración, Antonio Noriega Hernández; quienes actualmente emulan las acciones del tristemente célebre gerente general de apellidos Gutiérrez Gallo, que robó a la empresa, a los obreros y a los productores, ya en este Siglo XXI. Hoy pareciera que se vuelve a repetir la historia, pues son 110 millones de pesos aproximadamente, los que se deben a los productores cañeros. Si bien es cierto que las empresas son para ganar dinero; pero los socios empresarios deben entender que en estos tiempos no es cargarle todo a las costillas de los trabajadores y menos, engañar a los productores. En los nuevos paradigmas de la economía social se estila el ‘todos ganan’; estrategia que se emplea para el equilibrio de las sociedades.
Esperamos que el problema pronto se resuelva para beneficio de todos; recordar a los empresarios que el dinero no lo es todo, es mejor la estabilidad en armonía y; que este histórico Ingenio de Puga siga produciendo y dando de comer a las familias de este pueblo.