*Fueron entregados en la recta final del gobierno de Antonio Echevarría García, asegura líder transportista

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Viernes 14 de enero del 2022.- Las trácalas y entrega de concesiones ilegales del servicio público del transporte se expandieron a Bahía de Banderas, los incrédulos “patrones” amigos, familiares y achichincles del mal llamado gobierno del cambio creyeron que al tener una concesión en este municipio turístico, tendrían  altas ganancias y hasta en dólares.

La realidad los golpeó en la carota luego de conocer que el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero ordenó una extensa investigación para retirar las concesiones ilegales y entregarlas a los choferes del transporte.

Tal es el miedo que los lujosos autos que compraron para meterlos de taxis y colectivos los mantienen “escondidos” por temor a que se los quiten al comprobarse la serie de anomalías en este municipio,  aseguró  el dirigente de la  Acaspen, Raúl de los Santos.

Se estima que más de 150 permisos ilegales del transporte público   fueron entregados en la recta final del gobierno anterior a personas ajenas al sector en Badeba.

Al ser esta zona  turística considerada como próspera muchos de los concesionarios buscan tener permisos en aquella región para obtener fuertes ganancias y eso provocó que se haya dado mucho movimiento relacionado con entrega de permisos o cambios de modalidad o reubicaciones.

Sin embargo, éstas más de cien unidades  otorgadas no se han incorporado a trabajar en aquel municipio, se encuentran escondidas hasta que las investigaciones que realiza el gobierno del estado culminen.

Raúl de los Santos dijo que lo  preocupante es que al transcurrir el tiempo, quienes obtuvieron de forma anómala los permisos crean derechos y eso se debe combatir lo antes posible.

Finalmente, el dirigente de la Acaspen explicó  que las concesiones del transporte ilegales  se otorgaron por tres vías: las que dio directamente el ex gobernador con toda la documentación, otros más que cambiaron de modalidad con el visto bueno de la Comisión Técnica y aquellos permisos que  la SEMOVI entregó directamente.