Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez perdieron a uno de los bebés que esperaban.