El mandatario hizo un llamado a la población a salir a caminar o correr y cuidar su alimentación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador recomendó que para mantener una buena salud se debe de evitar el consumo de comida chatarra y “aguas puercas”, en referencia a las bebidas industrializadas.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario explicó que su gobierno tiene dos campañas permanentes para mejorar la salud de la población, la primera que es contra el consumo de drogas y la segunda para mejorar la alimentación.

“El daño que causan los productos chatarra. Y no sólo es el daño a la salud, que es el daño mayor; sino también en la economía, porque desde luego que sale más barato hacer las papas en la casa que comprarlas en las bolsitas, ahí lo dejo de tarea. Le quitan el aire, ¿cuánto queda? Lo pesan y luego agarran las papas de la Central de Abasto, procuren no ponerle mucho aceite y, a ver, hagan la prueba, y luego las aguas industrializadas, aguas puercas, algunas”,

López Obrador contó que hay personas que le han dicho que utilizan refresco cuando necesitan pulir algún metal o sacarle brillo. Por ello, hizo un llamado a la población a salir a caminar o correr y cuidar su alimentación.

“Imagínense cómo quedan los intestinos, el estómago, (mejor) comer bien, no a las chatarras, no a la obesidad. Hay que hacer un gran esfuerzo en la familia, el gobierno, cuidarnos, es mejor la prevención en todo, es mejor la medicina preventiva que la curativa. Claro, ya cuando un enfermo tiene que ser atendido, al hospital, pero lo mejor es no enfermarse y para no enfermarte alimentarnos”, agregó.

Dijo que, así como el gobierno, los medios de información y hasta en Estados Unidos deberían estar haciendo campañas que alerten del uso de drogas y el involucramiento en el crimen organizado.

“Tenemos que dar información y, aunque se enojen, no seguir sólo recibiendo la información de las series, en donde pintan el mundo color de rosa, el mundo de las drogas, el de las mujeres y hombres guapos, el de las residencias, los carros último modelo, de las alhajas, el poder. Y van creando en donde hay una vida fácil, dando a entender que es la felicidad, no, está la otra cara de la moneda, el que los jóvenes que se vuelven adictos a esas drogas tienen seis meses de vida. Entonces informar sobre eso, todos deberíamos estar informando, cada medio de comunicación”, apuntó.