El gobernador de Texas amenazó con reimponer las inspecciones de seguridad a los camiones que llegan de México si continúa el flujo de inmigración ilegal hacia su estado.

Lo que (el presidente mexicano Andrés Manuel) López-Obrador necesita entender es que si México y los estados de México continúan permitiendo que la inmigración ilegal continúe llegando al estado de Texas, tengo la capacidad en cualquier momento de volver a activar esas inspecciones”, declaró Greg Abbott la noche del lunes en una entrevista con Fox News.

Advirtió que las inspecciones “atrasarán a los camiones que están tratando de cruzar la frontera.

Eso va a causar estragos en México”, recordó el gobernador texano.

El republicano aseguró que el costo político por la medida lo pagarán los “gobernadores mexicanos así como López Obrador”.

Abbott había anunciado a inicios de abril que todo el tráfico comercial desde México a Texas sería sometido a inspecciones de funcionarios estatales después de pasar una revisión federal en los puertos de entrada.

Las revisiones entorpecieron el tráfico de camiones y provocaron protestas de camioneros mexicanos en su país que cerraron varios cruces comerciales en Texas y Nuevo México.

Caos fronterizo

Los embotellamientos provocaron pérdidas millonarias y la presión de grupos empresariales, incluida la Fresh Produce Association of the Americas, una alianza de más de 100 empresas involucradas en la importación y distribución de productos agrícolas mexicanos en Estados Unidos.

Esta disposición fue tomada el miércoles pasado en respuesta a la decisión del gobierno de Joe Biden de levantar la normativa sanitaria (Título 42) que permitía expulsar a indocumentados por la pandemia de covid-19.

Abbot amagó entonces con enviar a los inmigrantes detenidos en autobuses a Washington, donde Biden “podrá atender de forma inmediata sus necesidades”,

Sin embargo, el gobernador texano suspendió la medida el viernes pasado tras alcanzar un acuerdo para reforzar la seguridad en la frontera con sus pares mexicanos de los estados colindantes: Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Coahuila.

Abbott, quien aspira en noviembre a su reelección como gobernador de Texas, acusa a Biden de aplicar una política de “puertas abiertas” en la frontera que ha derivado en números “sin precedentes” de cruces fronterizos.