La Fiscalía CDMX informó que cumplimentaron una nueva orden por robo y daño a la propiedad contra encapuchadas que agredieron a conductora.

Aunque en un inicio las autoridades capitalinas solo las acusaron por delitos contra la salud, ahora la Fiscalía General de Justicia de la CDMX dio a conocer que cumplimentaron una nueva orden de aprehensión contra las encapuchadas que agredieron a una conductora, por robo y daño a la propiedad.

Acusan a encapuchadas de robo y daño a la propiedad

Por medio de un comunicado oficial, la Fiscalía de la CDMX informó que agentes de la Policía de Investigación (PDI) cumplimentaron una nueva orden de aprehensión, en reclusión, contra las tres mujeres encapuchadas que agredieron a una conductora en el Centro Histórico por robo agravado y daño a la propiedad en pandilla.

“En seguimiento a trabajos de campo y gabinete, elementos de la PDI se trasladaron al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, donde tras identificarlas plenamente, y luego de la lectura de sus derechos constitucionales, notificaron a las tres mujeres del mandamiento judicial vigente en su contra, solicitado y obtenido por el Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Territorial en Benito Juárez, adscrita a la Coordinación General de Investigación Territorial”, señalaron las autoridades de la Ciudad de México.

¿Por qué son estas nuevas acusaciones?

Como algunos recordarán, en redes sociales una chica denunció que estas mujeres agredieron a su madre en el Centro Histórico de la CDMX el pasado 13 de abril. Sí, al respecto, las autoridades capitalinas indicaron que, según su investigación, encapuchadas la interceptaron y le exigieron dinero para dejarla pasar con su coche; sin embargo, al no darles nada, ellas le quitaron su teléfono celular y golpearon en varias ocasiones su vehículo.

Mientras tanto, las mujeres que forman parte del colectivo Okupa Cuba Monumenta Viva, señalaron que fue la señora quien les intentó aventar el coche mientras estaban pidiendo dinero, por lo que se defendieron. De hecho, explicaron que la camioneta casi atropella a dos niños que viven en esa calle.

Por qué no dice que el barrio completo la quería linchar por esa acción y no solo nosotras respondimos a sus agresiones y que su celular se lo arrebataron dos vecinas. Es bien fácil y bien lamentable que ahora todo el mundo utilice el papel de víctima para evadir responsabilidades y evitar cuestionamientos”, se lee en su comunicado.

Por último, cabe señalar que a pesar de que este hecho desató que las desalojaran de la sede de la CNDH y las detuvieran, por lo que las acusaron primero fue por delitos contra la salud, ya que informaron en esa ocasión que les habían encontrado “vegetal verde a granel”.