Como cada año, las pruebas previas para correr la Indy 500 han comenzado en el óvalo de Indianapolis Motor Speedway. Estas sesiones de práctica suelen carecer de accidentes, y en esta ocasión se libró uno que parecería mortal apenas por unos cuantos centímetros. 

os involucrados fueron los piltos Will Power y Colton Herta. Power sufrió un despiste al salir del área de pits y terminó girando sin control hacia la pista principal. Por su parte, Colton Herta, estaba completando una vuelta a más de 320 km/h cuando, en un instante, se encuentra con el monoplaza de Power en la pista. 

Los reflejos de Herta actúan en una fracción de segundo y el piloto de Gainbridge Honda logra girar el volante rápidamente hacia la derecha para evitar chocar a toda velocidad contra Will Power. 

Esta reacción sacó de control el monoplaza de Herta, que terminó por estrellarse contra el muro de contención, pero de una manera mucho más “segura” que el haber impactado a otro auto de frente. 

Afortunadamente, la reacción de Herta salvó a ambos pilotos de un accidente que pudo haber sido mortal. Los monoplazas de los competidores solamente tuvieron daños menores que podrán ser reparados en cuestión de un par de días. 

Ambos pilotos publicaron en sus redes sociales la vista de su cámara a bordo. En el video de Colton Herta se puede ver como aparece el otro monoplaza de la nada y su reacción es sobresaliente. Por su parte, Power agradeció que nadie salió herido en una situación así. 

“Una llamada peligrosa hoy… Me debes una cerveza” comentó Colton Herta al publicar el video en Twitter. Aún falta poco más de un mes para la Indy 500 de este año, pero los pilotos ya se están preparando para correr una de las carreras más importantes del automovilismo deportivo.