El director de Seguridad Pública del Municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, Héctor García Álvarez, y su esposa murieron esta madrugada tras una emboscada, mientras que sus tres hijos se encuentran graves.

El director de Seguridad Pública del Municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, Héctor García Álvarez, y su esposa murieron esta madrugada tras una emboscada, mientras que sus tres hijos se encuentran graves.

El mando circulaba por la carretera federal Puebla-Huajuapan por el Municipio de Piaxtla en compañía de su familia, cuando hombres armados dispararon al vehículo en el que viajaban.

De acuerdo con el parte policiaco, las víctimas se trasladaban en una unidad privada, sin insignias distintivas de la corporación, por lo que la agresión pudo ser planeada.

Al momento del arribo de paramédicos a la zona, el jefe de Seguridad municipal y su esposa ya no contaban con signos vitales, en tanto, los tres hijos fueron trasladados al área de urgencias, donde su estado de salud es reservado.

Por este hecho se desplegó un operativo en la zona. Hasta el momento, no hay ninguna persona detenida.

Al respecto, el Gobernador de Puebla, Miguel Ángel Barbosa, envió sus condolencias a la familia y aseveró que en este Municipio hará una “limpia” para evitar la operación de grupos criminales.

“Vamos para Acatlán, a limpiar Acatlán, no dejar que ahí se asienten bandas criminales, que grupos delincuenciales se crean dueños del lugar, no, no; vamos a Acatlán a limpiarlo”, advirtió.

“Mis condolencias al Gobierno Municipal de Acatlán de Osorio y a toda la población. Nos vamos a hacer cargo de que este asesinato no quede impune y de que podamos ir a limpiar la basura que hay que limpiar de Acatlán de Osorio”.

Barbosa detalló que la familia regresaba de una fiesta realizada en el Municipio de Tecomatlán.